Caso Julio Ayala; Jueza Sandra Porto desoye pedido de desbloqueo de celulares

  • La agente fiscal Viviana Duarte, ha requerido en dos ocasiones ante el juzgado penal de garantías el desbloqueo de los aparatos telefónicos para que sean peritados.
  • La falta de respuesta de la jueza, ha imposibilitado avanzar en las investigaciones.

Sandra Porto, Jueza Penal de Garantías // Facebook

Sandra Porto, Jueza Penal de Garantías // Facebook

La agente fiscal del Ministerio Público de Coronel Oviedo, abogada Viviana Duarte Bojanovich, desde el pasado 5 de noviembre, ha tomado intervención en el caso del asesinato del abogado y deportista ovetense, Julio César Ayala Caballero (33), que derivó en la detención de Javier Rojas (22), principal sospechoso de perpetrar el homicidio.

La responsable de dirigir las investigaciones, ha solicitado ante el juzgado penal de garantías de la jueza Sandra Porto, el desbloqueo de los aparatos celulares, tanto de la víctima fatal, Julio Ayala, como la del principal sospechoso, Javier Rojas, y otras personas quienes continúan ligadas al incipiente proceso.

Duarte Bojanovich ha requerido en dos ocasiones ante la jueza, que ordene el desbloqueo de los teléfonos celulares, al inicio de las investigaciones y el pasado 23 de noviembre del año en curso, sin que Sandra Porto haya dictado resolución al respecto, imposibilitando que la causa avance efectivamente en cuanto a determinar la existencia o no de nexos entre víctima y supuesto victimario en la comisión del hecho.

Conforme han hecho saber los familiares de las personas involucradas en la investigación, debido a la falta de respuesta por parte del juzgado penal de garantías, la causa se ha estancado e incluso entorpecido las diligencias del Ministerio Público.

El pasado sábado 5 de noviembre, en horas de la mañana fue hallado en zona de Calle Moreira, a unos 300 metros del km 141 de la Ruta VII Dr. Francia, el cuerpo sin vida del deportista y abogado de profesión Julio Ayala Caballero, con disparos de arma de fuego, y traumatismos en el área craneal debido a fuertes golpes propinados, aparentemente con la culata del arma calibre 45 mm, con el que fue ultimado.

Tras realizar las investigaciones correspondientes, en domingo 6 de noviembre se procedió al allanamiento por parte de efectivos del departamento de investigaciones de la Policía Nacional, de la vivienda de Javier Rojas, en donde fueron encontrados varios elementos que lo vincularían con el hecho.

Rojas se encuentra recluido en la Penitenciaria Regional de Villarrica, fue imputado por homicidio doloso y se expone a 30 años de cárcel, más 10 años como medida de seguridad, previstos en la legislación penal vigente.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0