A cuidarse de los excesos alimenticios en semana santa

  • La llegada de la Semana Santa conlleva una alteración en nuestra rutina profesional, familiar y también en los hábitos alimenticios.
  • Son, en general, unos días de excesos en la comida y en la bebida, que pueden afectar a la salud.
  • Por eso es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones que ayuden a pasar estos días sin graves molestias físicas.

Foto Ilustración:////nachrichten.com.py

¿El resultado? En muchas ocasiones, empachos, acidez, digestiones pesadas, y resacas, además de, algunas veces, el resfriado propio de estas fechas otoñales. Son problemas de salud leves, pero que pueden amargarnos los días santos, por lo que hay que tener cuidado si queremos disfrutar saludablemente. Según informa el portal digital ips.gov.py.

El Instituto de previsión Social señala las manifestaciones digestivas como consecuencia de una trasgresión alimentaria pueden aparecer por el efecto tóxico del exceso de alimentos, sobre todo de alcohol, que genera una gastritis aguda que presenta dolor en el estómago, náuseas, acidez, vómitos, sensación de intolerancia y rechazo de comidas que, por lo general, dura de 3 a 5 días y luego desaparece, si uno se cuida en la alimentación basada en una dieta liviana.

Los alimentos que mayormente generan una trasgresión digestiva son los de alto contenido graso, frituras, cerdos, condimentos, las salsas, chocolate, chipa hecha con grasa animal, entre otros que al ser ingeridos en excesos ocasionan malestares indeseado, expresó.

También pueden surgir gastroenteritis aguda que implica no sólo una inflamación del estómago sino también del resto del tubo digestivo e intestinos que conllevan a diarreas (también mezcladas por virus o bacterias). Ante esto, es recomendable, rehidratar vía oral y si no, porque hay vómito, habría que consultar y hacerlo con suero intravenoso.

En menor porcentaje, está la gastroenteritis bacteriana que causa diarreas con sangrado o más conocida como disentería. Si se presentan muchos dolores y fiebres por más de 3 días se puede emplear antibióticos pero con prescripción médica adecuada ante el caso. Estas patologías también son autolimitadas que espontáneamente pueden desaparecer.

Lo que además puede surgir, por el exceso de comidas y bebidas alcohólicas, son cólicos con derivaciones de piedras en la vesícula. Ante estas manifestaciones consultar rápidamente con el médico para evitar complicaciones como pancreatitis aguda.

Se recomienda que si se va a consumir como medida de tratamiento los tradicionales remedios yuyos no mezclarlos, ya que, no está científicamente comprobado su beneficio o efecto colateral.

Para evitar que la salud se resienta por estos excesos, el IPS, aconseja llevar a cabo una serie de medidas que pueden ayudar a mantener una correcta alimentación y hábitos saludables. Lo mejor es prevenir, comer con moderación, salvo en los compromisos y, en la medida de lo posible, huir del picoteo antes de los días establecidos.

No obstante, ante cualquier trastorno que pueda presentarse en estos días, se debe actuar de forma responsable, y utilizar los medicamentos destinados al autocuidado de la salud siempre bajo el consejo del profesional médico, que nos aconsejará el tratamiento más adecuado para cada caso.

Si no hay fiebre, dolores intensos, diarrea con sangrado o pus, realizar una dieta liviana con arroz blanco, puré de manzana, criollita o pan blanco, té verde, y sobre todo hidratarse con agua.

A eso sumar que luego de las comidas se realice una caminata suave de unos 20 minutos a fin de propiciar la digestión y prevenir, por ejemplo, infartos. Así como la ingesta de abundante agua, que ayuda de sobremanera, a prevenir el muy frecuente estreñimiento. Y lo más importante no automedicarse.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0