Villarrica en vigilia ante caso de violencia intrafamiliar y denuncias de tráfico de influencias

  • El sonado caso de supuesta agresión por parte del empresario Humberto Unger, mantiene en constante atención a la población guaireña.
  • Su esposa, la cantante Emanuela López, lo denunció ante Fiscalía, ahora el caso ha tomado un giro inesperado que incluso generó indignación ciudadana.

El giro investigativo que se generó en la carpeta fiscal a cargo de la agente Marta Leiva, motivo la movilización ciudadana guaireña. //JuanPerdomo, Abc Color

El giro investigativo que se generó en la carpeta fiscal a cargo de la agente Marta Leiva, motivó la movilización ciudadana guaireña. //JuanPerdomo, Abc Color

Emanuela López (19), en junio de 2015 contrajo matrimonio con el empresario guaireño Humberto Unger (32), con quien comparte un hijo menor de 11 meses de edad, la mujer afirma que su marido la maltrataba verbal y físicamente, por lo que ante reiteradas agresiones físicas de las que fue víctima optó por abandonar el hogar marital y retornar con sus padres, debido a que la relación se tornó insostenible, según relató a nuestro medio.

La salida de la mujer del hogar conyugal trajo aparejada una denuncia por supuesta violencia intrafamiliar ante el Ministerio Público por parte de la misma, que data del 18 de setiembre del presente año ante la unidad especializada de equidad de género Perla Cáceres Battaglia, quien fue recusada por el marido de la denunciante, iniciándose desde entonces una serie de dilaciones procesales y supuestas chicanas que motivaron la mediatización del caso, a principios del mes de noviembre.

Ante la recusación y alejamiento de la fiscal Cáceres Battaglia, asumió la titularidad de la investigación fiscal, la agente Marta Leiva, quien dio un giro inesperado a la causa ante la desestimación de la denuncia formulada por la mujer e incluso la imputación de la misma por parte de la representante pública por la supuesta violación del régimen de convivencia.

Las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar o vulneración de sus legítimos derechos de equidad de género constantemente denuncian ser revictimizadas por un sistema fiscal y judicial que aparentemente apaña y prevalece por su machismo, independientemente a que existan representantes femeninas en dichos estamentos.

La causa tomó estado público desde el 9 de noviembre pasado, debido a la imputación fiscal presentada contra Emanuela López, que generó todo tipo de reacciones en la sociedad guaireña, quienes no se ahorraron ningún tipo de conjeturas respecto al giro que tomó la investigación, calificando el hecho como supuesto tráfico de influencias por parte del empresario Unger, cuyo hermano Juan José es concejal municipal por la ANR, también contaría relacionamiento cercano con otros políticos, magistrados e importantes referentes de la comunidad.

Emanuela López, es una conocida artista guaireña, refiere que padecía un calvario cotidiano por la actitud sumamente violenta de su marido, quien incluso la habría obligado a cortar relacionamiento con sus padres y familiares, impidió que ella continuara sus estudios universitarios y la mantenía constantemente vigilada y controlaba sus salidas y llegadas a la casa, Unger habría llegado a agredirla físicamente en tres ocasiones, siendo la última la gota que rebasó el vaso, por lo que junto con su hijo pequeño optó por salir de la casa.

“Debido a la agresividad de Humberto me vi obligada a abandonar mi casa, mi vida ya corría peligro, mi hijo pequeño fue testigo de muchas de sus agresiones, sufrí maltrato psicológico y físico, no quisiera que esto genere traumas en mi hijo, dejé de lado hasta mi carrera musical, ahora la Fiscalía me pone en una situación de total indefensión incluso habiéndole arrimado pruebas, certificados médicos, solo pido justicia, que mi sufrimiento no quede en vano y que se castigue de manera ejemplar los hechos de violencia intrafamiliar, para bien de todas las mujeres del país”, señaló la mujer

El pasado 18 de noviembre, la mujer fue recibida por la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Olga Ferreira, ante quien solicitó que le brinden las garantías necesarias de manera tal a que el caso sea direccionado con la mayor objetividad e imparcialidad fiscal posibles, que auditen incluso el proceso judicial debido a las sospechas de tráfico de influencias que se ciñen en torno al mismo, y se salvaguarde los derechos de las mujeres.

“Me resulta sumamente indignante la manera tal en que se vulneran mis derechos, y en mí el derecho de todas las mujeres, no es admisible que una institución encargada de protegernos como el Ministerio Público, sea tan susceptible a cambiar de postura de la noche a la mañana, pido por mi hijo, por la sociedad que por favor me protejan, existe una campaña de promoción de denuncia de casos de violencia, sin embargo la actitud de las autoridades fiscales a veces es otra”, reflexionó la denunciante.

La causa que inicialmente fue impulsada por la fiscal Perla Cáceres Battaglia, recusada por Humberto Unger pasó luego a la unidad penal del agente Alcides Espínola, quien fue recusado por la denunciante, Emanuela López, debido a vínculos de amistad existente entre el agente y su marido.

Finalmente la causa llegó a manos de la agente Marta Leiva, quien requirió la desestimación de la causa debido a supuesta falta de pruebas, requerimiento al cual el juez penal de garantías Derlis Duarte se opuso y devolvió la causa a la agente Leiva, de manera tal a que considere las pruebas arrimadas por la denunciante e investigue de manera mucho más exhaustiva.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0