Paraguay se suma al grito contra la violencia y feminicidios

  • Decenas de personas se concentraron en el Panteón de los Héroes de Asunción para sumarse al grito de otras ciudades latinoamericanas en repudio de la violencia machista y los feminicidios.

Foto://EFE

Foto://EFE

Los participantes en la movilización, en su mayoría mujeres, se adhirieron así a las manifestaciones convocadas en Argentina, Chile y Uruguay como reacción al asesinato de la joven Lucía Pérez, violada, torturada y asesinada en la localidad argentina de Mar del Plata el pasado 8 de octubre. Según informa el medio digital Paraguay.com.

Vestidas de riguroso luto y al grito de «¡Ni una menos, vivas nos queremos!», las manifestantes rechazaron la violencia machista, y recordaron los nombres de Carolina Marín, Jessica Lovato, Leticia Román y Andrea Soraide, algunas de las mujeres paraguayas asesinadas este año en el país.

También reclamaron el cese de los asesinatos contra mujeres trans, un colectivo que en Paraguay ha sido objeto de más de 50 asesinatos sin esclarecer desde la caída de la dictadura en 1989.

Algunas manifestantes llevaban escritos en el cuerpo insultos como «puta» o «bruja», manifestaciones propias de la violencia machista que reciben con frecuencia muchas mujeres, mientras que otras se cubrieron con velos negros para representar el entierro de las víctimas de feminicidios, llorando como plañideras en la plaza.

Ruth Flores, una de las organizadoras de la manifestación, recordó a Efe que hace unas semanas se celebró en Rosario (Argentina) el Encuentro Nacional de Mujeres, que reunió a 120.000 personas en una marcha, tras lo cual varios habitantes protestaron por el estado en que habían quedado las calles de la ciudad.

«Pocos días después se supo que Lucía Pérez, de 16 años, había sido brutalmente asesinada (…). No puede ser que nos sigan matando y lo que importe sean las paredes», criticó .

Flores también cuestionó la ausencia del Estado paraguayo a la hora de proteger a las víctimas de violencia y opinó que a los Gobiernos de la región «no les importa nada la vida de las mujeres».

«Si es que el Estado no va a hacer nada y los medios van a dar las noticias a medias y culpar a las mujeres de las violencias recibidas, nosotras vamos a organizarnos para pensar nuevas estrategias para combatir la violencia. Y la primera es estar unidas», afirmó.

La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó en agosto pasado un proyecto de Ley de Protección Integral a las mujeres contra toda forma de violencia, pero activistas feministas aseguraron que el proyecto inicial fue «cercenado» durante el trámite parlamentario.

Según datos del Centro de Documentación y Estudios de Paraguay (CDE), entre 1995 y 2005 un total de 316 mujeres fueron asesinadas en contextos de violencia doméstica, intrafamiliar y sexual.

Por su parte, la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) registra al menos 37 mujeres asesinadas por sus compañeros o excompañeros sentimentales en 2014 y agrega que más de 9.000 denunciaron violencia ante la Fiscalía en 2015.

En enero pasado, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas recriminó a Paraguay, durante su Examen Periódico Universal sobre Derechos Humanos, los altos índices de violencia contra las mujeres en el país y criticó la prohibición del aborto, penado con hasta cinco años de prisión.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0