Monseñor Gavilán se desentiende de caso “alumnas del CED”

  • El obispo diocesano, director general del Colegio Parroquial, trató de minimizar los hechos suscitados dentro de la institución educativa.
  • Afirmó que no intervino en el hecho, debido a que dejó que la justicia ordinaria “haga lo que tenga que hacer”.

0001monsenor

Juan Bautista Gavilán, obispo de la Diócesis de Coronel Oviedo. //OviedoPress

En la mañana de este miércoles, el monseñor Juan Bautista Gavilán, obispo de la Diócesis de Coronel Oviedo y director general del Centro Educacional Diocesano (CED), fue abordado tras una conferencia de prensa por varios representantes de medios de comunicación locales y de la capital, en torno al conflicto que atraviesa la institución educativa, envuelta en un aparente caso de discriminación, del cual son blanco tres alumnas del nivel inicial.

Ante las consultas de cuán interiorizado de la situación se encuentra, trató de minimizar el hecho, respondiendo evasivamente a los requerimientos hechos por los trabajadores de prensa; “este caso está en manos del Colegio para comenzar, yo había hablado con la señora ya cuando había realizado la denuncia judicial, entonces hay que seguir los que dice el juez”, afirmó inicialmente.

Juan Bautista Gavilán; Yo no pude hacer nada, por lo que remití (el caso) al colegio y a la justicia

Consultado acerca del trasfondo o la problemática en la cual incurrieron las preescolares, Gavilán, desvió sus respuestas hacia la madre de las mismas; “yo le llame a la madre, el año pasado nunca asumió su condición de madre, de acompañar a sus hijas, mandó hacer por otra persona y no se hizo de la forma que se tenía que hacer, las abandonó prácticamente”, aseveró.

Insistido acerca de las causales dijo; “investiguen ustedes, remítanse al legajo y punto por punto van a conocer, no se adecuaron al estatuto”. Interrogado acerca de cuál es la falta de adecuación, esgrimió; “y esa adecuación es el respaldo de papá y mamá”, retrucó;

Ante el perjuicio que genera en las niñas, la exclusión del centro educativo a escasos dos meses de que culmine el año lectivo, en detrimento de sus legítimos derechos refirió que como encargado de la diócesis su responsabilidad radica en la parte humana y cristiana, pero que ante la judicialización del caso, se vio obligado en separarse de seguir interviniendo en el mismo.

Finalmente el clérigo afirmó sentirse preocupado ante la situación de las preescolares; “me preocupa que queden así, sin que les lleven a otro colegio, eso ya es cosa del Ministerio”, expresó, trasladando la resolución del conflicto a las esferas del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Comentarios

Comentarios del sistema: 0