Conocé al jugador que le hizo un golazo a Cerro Porteño en la Copa Paraguay

  • Pese a la eliminación de la Copa Paraguay, Mario Ricardo se robó la atención de todos, tanto por su zapatazo como por su historia.
  • El jugador del Cristóbal Colón, que le hizo un gol al club de sus amores, también trabaja con su madre y va al mercado.

Mario Ricardo, jugador de Cristóbal Colón de J. Augusto Saldivar. //D10

La primera fase de la Copa Paraguay comenzó el martes con el duelo del Cristóbal Colón de Julián Augusto Saldívar frente a Cerro Porteño. El equipo de la Primera B cayó por 3-1, pero un jugador del elenco eliminado se destacó.

Se trata de Mario Ricardo, de 28 años, que portó el dorsal 10 y fue el capitán del conjunto saldivarense. En comunicación con ABC señaló que jugar ante un equipo de Primera División “es algo único”.

“Sabíamos que dependíamos de la media distancia y de las pelotas paradas. Queríamos meterle a Cerro en nuestro juego, como se juega en la Primera B, más duro, más físico; presionarle arriba y que ellos jueguen a los pelotazos”, comentó sobre el encuentro que terminó 3-1 a favor de los azulgranas.

Además de enfundarse la casaca auriazul, Ricardo se dedica a otra cosa para sobrevivir. “Suelo trabajar con mamá, a veces me voy al mercado”, expresó.

Así como su caso, sus compañeros también necesitan de otros ingresos. “Muchos trabajan en la chacra, en sus negocios. Todos tenemos un trabajito extra después del fútbol”, subrayó.

Ricardo solo defendió los colores del Cristóbal Colón en su carrera. Desde chico está en el club y debutó en el primer equipo cuando tenía 16 años. Su familia está tan compenetrada con la entidad que el estadio lleva el nombre de su abuelo.

“Mi hermano (Miguel) juega conmigo, es el capitán. Por cuestiones tácticas se quedó afuera y me tocó la capitanía. Mi papá es delegado del club. No solo mi familia, hay varias familias que se identifican con el club”, agregó.

Contó que “hubo equipos de Intermedia que querían llevarme, de la Primera C, pero mi mente estaba en Colón. En Intermedia como en la B no hay tanto dinero, genera más gastos”, acotó.
Por cosas de la vida le tocó hacer un golazo contra el club de sus amores. “Soy cerrista, suelo irme a la cancha, en partidos importantes suelo estar”, mencionó. Al final del juego intercambió su camiseta con Hernán Novick, quien lo felicitó por el tanto.

Confesó que durante el partido charló con el uruguayo. “Me dijo: ‘No era mentira lo que nos contaron, sos un francotirador con el balón’. Me reí de él y le dije que no tanto, que si fuera así iba a ser gol el tiro libre que lancé”, manifestó.

Ya por el campeonato de la Primera B, el Cristóbal Colón debe chocar con el 3 Noviembre pero Ricardo tendrá un inconveniente. No tiene casaca. “Yo cambié con Novick, ahora trataré de hacer una camiseta. Nuestro presupuesto no es como el de los equipos de Primera. Tengo que hacer algo, de por ahí usamos la camiseta alternativa para el domingo”, sentenció.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0