Compromiso de la ciudadanía ayudará a la recuperación del Lago Ypacaraí

  • Condición del cuerpo de agua fue deteriorándose desde hace 40 años.
  • Mejoramiento de condiciones depende del compromiso de la ciudadanía, y de evitar arrojar residuos a sus afluentes.

Foto://www.mspbs.gov.py

Foto://www.mspbs.gov.py

El Lago Ypacaraí es un atractivo natural reconocido mundialmente gracias a la composición hecha Guarania de Demetrio Ortiz, en cuyas partituras se matizó un bello paisaje, rodeado de mística y encantos inigualables.  Según informa el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Los años hicieron que se fuera deteriorando este recurso natural, que a aparte de dotar belleza turística, se constituía como la principal fuente de provisión de agua potable que abastece a las ciudades de San Bernardino, Ypacaraí y Areguá.

Monitorear el estado actual de las aguas es una de las responsabilidades de la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA), organismo técnico del Ministerio de Salud.

Por ello, el Ing. Gustavo González, Director de Laboratorio de DIGESA expresó que existe un gran esfuerzo y trabajo coordinado en pos de la recuperación de la calidad de las aguas del Lago, debido a que es una fuente de agua potable y recreativa.“El proceso de deterioro se inicia hace unos 40 años producto de la contaminación industrial en la década de los 80 y en los 90 se hacen regulaciones a las industrias y descargas domiciliarias”, dijo González.

La contaminación de las aguas del Lago se da debido a un fenómeno llamada eutrofización, que se constituye en el elevado contenido de nutrientes hace que sirva de alimento para ciertos microorganismos. En ese grupo de microrganismos se encuentran las cianobacterias, que son florecimientos que se han visto más intenso comparado con años atrás.

Si bien los humedales de Pirayú y Yukyrý actúan como filtros que depuran naturalmente el lago, permitiendo que las aguas sean de mejor calidad, la construcción de viviendas, la canalización y el drenaje, han impactado en los humedales y han disminuido su capacidad de depuración.“Las cianobacterias tienen potencial tóxico y se debe realizar un monitoreo constante, de tal manera a disponer información sobre los cambios en la calidad del agua, así determinar si se encuentra en condiciones para ser utilizado para ciertos fines, o en su defecto, cuando no presente condiciones, restringir su uso”, explicó González.

Revertir 40 años de deterioro del lago Ypacaraí es una cuestión que no se va a solucionar de un día al otro. Todos somos artífices del proceso de deterioro y por lo tanto estamos comprometidos en el proceso de recuperación.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0