Beto Ovelar dice que va a ser ministro de obras, pero ni siquiera sus cuentas están en orden

  • El senador Cartista, Beto Ovelar, anuncia que va a ser el próximo ministro de Obras Públicas. Sin embargo, es un pésimo administrador teniendo en cuenta que a principios de setiembre el BNF canceló su cuenta corriente por falta de fondos. El político ovetense es conocido por emitir cheques voladores que dejan con grandes agujeros a quienes corren el riesgo de prestarle dinero.
Luego de varios sellos en cheques emitidos por Beto Ovelar, el BNF canceló su cuenta || Ilustración

En una especie de venta de esperanza y promesa de prebenda para sus adherentes, el senador cartista, Silvio Beto Ovelar, anuncia que será el próximo ministro de Obras Públicas en el periodo siguiente, en caso de que Santi Peña lograra la presidencia.

Beto pretende ser el ordenador de gastos de uno de los ministerios que más recursos maneja en el Estado Paraguayo, el de Obras Públicas y Comunicaciones. Hasta el propio Santi suele insinuar esa posibilidad cuando está por Coronel Oviedo, en el medio donde Beto es co-conductor de un programa radial, con su director Blas Antonio Sachelaridi.

Al principio del mes de setiembre el Banco Nacional de Fomento dio a conocer una lista de 12 clientes a quienes les fueron canceladas sus cuentas corrientes por falta de fondo para cubrir cheques emitidos. En la lista apareció el nombre del político cartista, Silvio Beto Ovelar.

En un primer momento sus adherentes quisieron instalar la idea de que se trataba de una persecución política. Sin embargo, el propio Ovelar admitió su desprolijidad administrativa y mal manejo económico por lo que le fue cancelada, por un año, su cuenta corriente y no podrá operar con ningún banco de plaza durante ese periodo.

Sus defensores, Jaime Torales Kennedy y la esposa del candidato a gobernador del Caaguazú, Marisol Espínola, llamaron a un programa de radio a ofrecerse para hacer una “vaquita” (colecta) y así cubrir la cuenta del senador colorado, conocido por el nefasto acto de negociar la compra de cédulas días antes de las elecciones, en el 2013.

El anuncio de que sería ministro de Obras, hace que sus adherentes se ilusiones con un cargo en la función pública, algo que siempre le funcionó a Beto, la colocación de sus hurreros en instituciones públicas.

Ahora estaría operando ya para la elección del próximo rector de la Universidad Nacional del Caaguazú, donde siempre colocó a sus amigos, uno de ellos, el decano de la FCE Miguel Vera, quien ahora se encuentra en prisión, imputado por Crimen Organizado y Contrabando de Armas.

Compartí esta noticia

Deja un comentario

  • OviedoPress Radio
  • OviedoPress
  • _blank
  • https://oviedopress.com/wp-content/uploads/2021/09/album_art.png
  • ALL CATEGORIES
  • https://oviedopress.com:445/radio/oviedopress_radio.mp3
  • https://oviedopress.com:445/radio/oviedopress_radio.mp3