Reprogramó viajes para el 2021 más del 60% de los paraguayos

  • El 61,8% de los paraguayos encuestados por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) afirmó que reprogramó viajes directamente para 2021.
  • Otro 20,8% está a la expectativa para el cuarto trimestre de 2020 (octubre-diciembre); mientras que un 7,9% hizo planes para el tercer trimestre (julio-setiembre).

El 61,8% de los paraguayos encuestados por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) afirmó que reprogramó viajes directamente para 2021.||growproexperience.com

“Consumo y turismo post coronavirus en Paraguay” se titula el material con los resultados de la encuesta realizada por Senatur, en conjunto con IMBUYA y la consultora Estudio Singerman & Makón. Según informó el medio digital lanacion.com.py

La muestra no probabilística, realizada a nivel nacional, con una población mayor de 16 años, entre el 18 de mayo y 5 de junio, a través de un cuestionario estructurado, con relevamiento de redes sociales y correos electrónicos de una base de datos propia y de asociaciones participantes, abarca 969 casos, que permiten dar una idea de las expectativas acerca de los viajes de turismo.

Ahorro forzoso

En una primera parte, cerca de la mitad de los encuestados respondió que la crisis de la pandemia generó una caída en sus ingresos económicos. En el 23,8% de los casos, la pérdida de ingresos fue superior al 50%. El 24,7% actualmente no tiene ningún ingreso.

Los trabajadores autónomos (43,8%) y las tareas domésticas (52,6%) fueron los más afectados por la crisis. La mitad de los empresarios y empleadores sufrieron caídas en sus ingresos.Esto ha llevado a que se produzcan dos fenómenos bien diferentes en cuanto a los niveles de ahorro.

Por un lado, un 38,5% afirmó que sus niveles de ahorro han disminuido, ante el evidente deterioro de los ingresos, mientras que un 30% no posee capacidad de ahorro.

A pesar de la caída en los ingresos, casi un 15% pudo aumentar su capacidad de ahorro, producto del ahorro forzoso que genera el aislamiento social y el descenso de los consumos habituales (gastronomía, recreación, transporte, etcétera).

Más de la mitad de los encuestados planea destinar parte de sus ahorros a la compra de bienes y servicios en los próximos meses. A su vez, un 57% planea realizar pagos con tarjetas para financiar esos consumos.

La pérdida de poder adquisitivo (28%) y el miedo a una crisis económica (26,8%) son los principales factores que afectan a las decisiones de consumo futuro. También se destaca la falta de trabajo en el 21,6% de los casos.

Viajes y turismo, restaurante, cultura, ropa e indumentaria se posicionan como actividades prioritarias de consumo para la etapa posterior a la cuarentena y con la reapertura de los destinos turísticos, con 2 puntos, en una escala de 1 al 5; por encima de electrónica y comunicación, automóviles y transporte, muebles y artículos para el hogar, y, en último lugar, inmuebles.

Jóvenes desean viajar

La intención de viajar aumentó para un 47,7% de los encuestados, contra un 25,5% de disminución; y se mantienen igual, 24,9%. La mayor proporción (67,8%) se registra en el segmento de jóvenes de entre 17 y 25 años.

En cuanto a los factores que inciden en las decisiones para viajar, los resultados son: miedo a viajar por temor al contagio (39,4%), pérdida de poder adquisitivo (26%), incertidumbre personal que afecta la planificación (13,8%), problemas administrativos por reprogramación/cancelaciones (9,5%), modificación de destinos internacionales por destinos nacionales (8,3%), ns/nc (2,9%).

Dentro de tales intenciones, el 68% desearía un viaje entre los próximos 3 y 12 meses, una vez reabiertos los destinos. Es decir, dos de cada tres encuestados no tendría planeado viajar en el próximo trimestre, aunque la cuarentena se levantara en una semana. Esta cifra es aproximada a la cantidad que reprogramó directamente sus viajes hasta el 2021.

En contrapartida, un 12,7% estaría dispuesto a realizar un viaje en menos de un mes; otro 6,4% en un mes; 7,4% en dos meses; y 5,3% en tres meses.

Cambio de prioridades

En cuanto al incentivo para viajar, la prioridad es que esté garantizada la seguridad sanitaria en el destino (39,6%). Este aspecto se impuso a condicionantes como: promoción de destinos alternativos (19,2%), planes de financiación (17,6%), descuentos (17,2%), y pagar la primera cuota con diferimiento (3,1%).

Un mayor porcentaje de los encuestados prefiere, para el futuro, los viajes en familia (43%), seguido se registran los viajes en pareja (30%), con grupo de amigos (17%), y en solitario (10%).

Además, el turismo rural, sea en estancias o cabañas (57%), adquiere más votos positivos, en comparación al turismo urbano, hoteles (22%), y visita y alojamiento en casa de familiares o amigo (17%).

Dos de cada tres estima que su próximo viaje será a un destino del interior del país. En el 46,6% de los casos, con una estadía menor a 3 días. Uno de cada tres preferiría viajar al exterior.

Esta tendencia es más evidente en los grupos etarios más jóvenes, mientras que en las personas mayores de 45 años toman más relevancia los viajes al exterior, de estadías superiores a los 5 días.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0