Precariedad de instalaciones eléctricas domiciliarias es una “bomba de tiempo”

  •  Así lo afirma el ingeniero en electricidad, Alfredo Moreno, director académico de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UNCA.
  •  La recurrencia de incendios de viviendas debe ser una señal de alarma para propietarios e incluso las autoridades competentes, afirmó.

Alfredo Moreno,  director académico de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UNCA. Foto://Oviedopress

Alfredo Moreno, director académico de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UNCA. Foto://OviedoPress

En el presente mes, en Coronel Oviedo, ardieron alrededor de cuatro viviendas en distintos barrios de la ciudad, consumiendo en su totalidad al menos tres de ellas y dejando secuelas considerables en al menos una, en todos los siniestros, según su habitantes y bomberos intervinientes, un factor común fue el que sobresalió en todos los casos; el cortocircuito del sistema eléctrico.

El 3 de agosto, la vivienda de Fátima Arias ardió en llamas en Villa del Maestro, en fecha 15 de agosto la vivienda de la familia Franco Gorostiaga, fue reducida a cenizas por las llamas y afectó la casa contigua, de Francisco Ocampos, en barrio Santa Lucía, finalmente este lunes 22 de agosto, en barrio Azucena, la casa de la señora Lorenza de Santos fue consumida totalmente por un voraz incendió, en todas las circunstancias, las víctimas quedaron literalmente con lo que tenían puesto y en la calle.

La mentalidad poco previsora, sumado al afán de ahorrar al momento de las instalaciones optando por lo barato, pueden en un futuro costar muy caro, a la población.

Para el ingeniero en electricidad, Alfredo Moreno, director académico de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad Nacional de Caaguazú (UNCA), en los casos citados, así como en otros acontecidos con anterioridad e incluso los que se escuchan en otros puntos del país y se menciona el problema del “cortocircuito”, esto no es otra cosa que la evidencia de la desatención que se brinda a las instalaciones eléctricas domiciliarias.

Moreno, expresó que en la generalidad de los casos no existe una planificación de crecimiento organizado del sistema eléctrico domiciliario, por lo que los propietarios de viviendas, no consideran importante las adecuaciones de carga a su sistema, tampoco la entidad reguladora en esa materia, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), cuenta con el control o la supervisión de la veracidad de la carga asignada o “jurada” en las documentaciones presentadas ante el ente.

“Es necesario considerar que con el crecimiento de carga que van sumando a sus casas, más electrodomésticos, más focos o fluorescentes o tomacorrientes mismos, la capacidad instalada se va sobrecargando, eso se debe adecuar con materiales de calidad, y lo más importante de todo, llevar un registro de las ampliaciones, contar con un plano domiciliario eléctrico y segmentadores para cada circuito interno, lo cual aligera o aliviana la carga”, refirió.

Otra cuestión a considerar, es la contratación del electricista responsable de las instalaciones, en lo posible buscar a personal certificado y con registro profesional en ANDE, la sinceridad o profesionalismo del contratado es sumamente importante, de modo tal a que solicite al cliente la utilización de materiales de calidad, segmentar el circuito interno y ejecute un trabajo de previsión para el crecimiento o ampliación de las instalaciones; “con ahorrar al momento de la obra, no garantizamos absolutamente para el futuro”, aseguró.

“Las instalaciones eléctricas son tanto o más importantes que las obras materiales encaradas en los demás frentes de trabajo al momento de construir, es allí que la ciudadanía debe comprender que de eso depende su seguridad y la de su familia, la perdurabilidad en el tiempo, tratar de utilizar en buena manera la energía interna, no sobrecargar las tomacorrientes, y realizar verificaciones al menos una vez al año”, sugirió Moreno.

La inminencia de la llegada de la época estival, las temperaturas altas de verano con alta demanda de consumo de energía, debe ser un llamado de alerta para inspeccionar en qué estado se encuentran las instalaciones domiciliarias de la población; “hay que ir tomando las previsiones necesarias, de lo contrario esto se constituye como una bomba de tiempo, que nos expone a todos”, finalizó.

Igualmente, considera pertinente que la Municipalidad local exija la presentación de los planos de instalaciones eléctricas a quienes solicitan aprobaciones en la repartición administrativa pertinente, como lo realizan en otras ciudades del mundo.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0