Indignante trato a paraguayos en Chile

  • Cero responsabilidad, total falta de respeto y desinterés absoluto; eso mostraron los “responsables” de la Federación de MMA de Chile, frustrando el sueño de atletas paraguayos. Esto pasó en Santiago.

Los paraguayos, tras el seminario de Lyoto Machida que juntó a unos 100 atletas de distintos puntos de Sudamérica. Foto: César Báez

Los paraguayos, tras el seminario de Lyoto Machida que juntó a unos 100 atletas de distintos puntos de Sudamérica. Foto: César Báez

No me lo esperaba de Chile, uno de los países más desarrollados de la región, pero como en todos lados hay ‘gente’ y por otro lado personas que no tienen sangre en la cara. Según informa el medio digital Paraguay.com.

Fueron meses de preparación, como todos unos profesionales; entrenando y cuidándose al máximo para una competencia que prometía ser de primer nivel, luego de triunfar en el clasificatorio para conformar la selección paraguaya en junio. Sin embargo, la irresponsabilidad chilena se encargó de frustrar el sueño de los 9 paraguayos que estaban listos para mostrar su gran potencial.

Primero suspendiendo el Panamericano a solo dos semanas de la competencia, cuando aquí todo estaba listo, los boletos adquiridos; por lo que los organizadores tuvieron una fuerte respuesta de las distintas delegaciones. Ante esto revieron su postura y prometieron realizar al menos un evento binacional, Chile vs. Paraguay, en caso de que no lleguen los atletas de otros países por causa de la primera suspensión.

Durante la cobertura que me tocó realizar, era emocionante ver y escuchar a los más chicos, que nunca habían subido a un avión. Sus ojos brillaron todo el camino, inclusive después de las primeras adversidades. Era la primera salida del país para algunos, que veían sus sueños cumplidos gracias a su sacrificio deportivo.

La falta de interés y respeto de los chilenos estuvo presente desde el primer minuto; a nuestra llegada ningún responsable estuvo presente. Recién después de un par de llamadas llegó un “transfer” para el traslado, luego de 60 minutos de espera.

El hospedaje que debía ser cubierto por los organizadores, bien gracias; los traslados para las distintas actividades previstas, igual. Las promesas de los anfitriones abundaban, pero el desaire decía presente una y otra vez, hasta el día en que “no” cubrieron el traslado al aeropuerto para la vuelta.

El Presidente de la Federación Paraguaya, el Dr. Justo Pavía, tuvo que asumir de manera imprevista millonarios gastos en hospedaje, transporte y alimentación para que nada falte a los atletas. Además, cada guaraní recaudado con hamburgueseadas, sorteos, ferias, etc. fueron invertidos por la Federación Paraguaya de Artes Marciales Mixtas para amortizar los gastos.

Un sueño se cumplió, uno de un valor incalculable e hizo que el sacrificio valga la pena. Los chicos compartieron casi 5 horas de seminario con uno de los más grandes del MMA a nivel mundial, Lyoto Machida, aprendiendo todo tipo de técnicas y valores que hacen a los más grandes.

Llegó el tercer día, la promesa de que se estaba “cerrando” un acuerdo para el hospedaje nunca llegó y se hacía insostenible continuar con los gastos imprevistos para toda una delegación tan numerosa.

Como decía, hay todo tipo de gente en cada lugar; un maestro totalmente ajeno a la organización ofreció su gimnasio para pasar una noche y la propuesta desnudó la gran unidad y compromiso de esta selección. La frase de uno de los chicos me quedó grabada en la mente: “Cuántas veces dormí en la calle, porque no voy a dormir en un tatami”. La recepción fue cómoda y los atletas se sintieron cómo en casa, mostrando la otra cara de Chile.

Este deporte está encaminando la vida de más de uno de estos atletas, y ellos solo querían retribuir con un triunfo el esfuerzo de las autoridades paraguayas, tanto como de la Federación que trabajó por meses por esta presentación y la Secretaría de Deportes, que cubrió el traslado.

Los 9 paraguayos llegaron sin inconvenientes a su peso, como todos unos profesionales, los chilenos ni siquiera se presentaron en su totalidad. Un nuevo desaire, a un día del retorno, colmó el vaso al ofrecer un establecimiento sin las mínimas condiciones de seguridad y un octágono minúsculo por lo que los responsables de la delegación optaron por no exponer a los atletas.

Por encima de todo estaba la seguridad de los chicos a los que les queda harto camino para dejar bien en alto el nombre del Paraguay, faltando hoy menos de un mes para el próximo compromiso internacional de la Selección paraguaya de MMA.

Se tuvo un tropiezo, pero un tropiezo provocado por terceros. La Federación Paraguaya de Artes Marciales Mixtas a través de sus responsables hizo lo imposible y mucho más por salvar la situación, pero la falta de organización y voluntad de la Federación Chilena superaron los límites admisibles.

Como dijo Machida, las situaciones adversas son parte de cualquier camino y son necesarias para crecer y hacernos aún más fuertes; y la fortaleza que mostró este grupo promete muchas alegrías para el deporte paraguayo.

Por César Báez – Enviado especial

Comentarios

Comentarios del sistema: 0