Victimas del Ykuá Bolaños claman por la ley de punto final contra la injusticia

  • A 14 años de la peor tragedia civil del Paraguay, el clamor es de paz para poner «punto final» con una ley que, entre otras cosas, rescate los bienes embargados a los Paiva en favor de las víctimas y sus familias.

Conversión. La obra en el siniestrado local estaría en nueve meses. // ultimahora.com

Son más de 600 familias afectadas por el incendio del supermercado Ycuá Bolaños. “El dolor sigue siendo el mismo como aquel día”, expresa Rubén Rojas, de la Comisión de Familiares de Víctimas del Ycuá, por aquel primer domingo de agosto del 2004. Según informa el medio digital ultimahora.com

Como el sufrimiento quedó y “la mayoría son de escasos recursos” –dice– lo que esperan es que se ponga un corte en el ámbito civil mediante una ley que destrabe los bienes embargados de Juan Pío Paiva, principal accionista del siniestrado centro comercial.

Entienden que asciende a más de USD 4 millones que pueden ser distribuidos a modo de resarcimiento a las víctimas y sus familiares.

Están haciendo lobby en el Congreso –apunta– para que el proyecto de “ley de punto final” se convierta en norma.

“La mayoría de los fallecidos son de la zona de los bañados y sus familiares quedaron desmembrados, destruidos; muchos quedaron huérfanos. Se perdió mucho la identidad de las personas y la necesidad es grande”, afirma Rojas.

Son conscientes de que esto tomará su tiempo. En efecto, el Estado tardó seis años para indemnizarlos. Después les tocó luchar por la ley de expropiación del local, que se extendió por cuatro años. “Algunos volvieron a trabajar, pero la indemnización es necesaria para que las víctimas puedan reencauzar su situación económica. Más todavía los huérfanos, quienes quedaron sin padres, sin hermanos”, aporta Jorge Alfonso, de la Fundación de Víctimas de la Tragedia del Ycuá.

Lección. La liberación de los presos de Curuguaty les infundió “esperanza y nos dio una lección también”, señala Alfonso. Es así que piensan acampar como los campesinos frente al Palacio de Justicia para que las autoridades agilicen las respuestas a sus reclamos. “Eso nos da esperanza de luchar porque nosotros éramos así también antes, solo que nos vinieron a debilitar, principalmente, los abogados”, lanza Jorge y comenta que este viernes se reunirán entre todos los representantes de los diferentes grupos de víctimas para consensuar esta acción que “ya está madura”.

memoria. Con los dedos de la mano, cuenta Rojas los meses que faltan para que acabe la obra que se erige sobre las ruinas del siniestrado local y que busca mantener viva la memoria. Esperan que en abril o mayo de 2019 concluya el trabajo. “Para nosotros va a ser una paz, un lugar público para toda la gente”, indica. El acto de recordación es a las 8:00. El manifiesto se leerá a las 11.30, tras la sirena que simboliza aquel fatídico mediodía.

“Queremos una ley de punto final para que todo ese dinero embargado sea para resarcir alas víctimas». Rubén Rojas,comisión de familiares

“Solamente lo que pedimos es paz y tranquilidad, porque ya no da gusto, estamos todos enfermos». Miguel Samudio, coordinadora de víctimas.

La caja oculta de Paiva
En diciembre pasado, salió a luz la existencia de una caja fuerte a nombre de Juan Paiva, en la sede central del Citibank. Esta entidad bancaria comunicó al Juzgado que venció el plazo de la estadía de los bienes y activos del empresario. Un tribunal de sentencia ordenó la apertura de esta caja fuerte y le encomendó al Banco Central del Paraguay la custodia. En el interior del cofre–se supo– había una variedad de joyas, relojes, anillos, aros y acciones del dueño del supermercado Ycuá.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0