Urgen a frentistas despeje de mejoras en vereda del barrio Azucena

  • Gustavo Barreto e Hilda Martínez, fueron notificados este jueves por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Coronel Oviedo, intimándoles a que paren y despejen una obra de mejora de vereda.
  • La pareja, propietaria de un comedor, afirma que la obra será destinada como área estacionamiento, que no será utilizada de manera permanente, por lo que no se ve mayor impacto a terceros.
  • Se sienten “blanco” de un celeridad administrativa inusitada por parte de la comuna, igualmente exigen similar prontitud para casos en que las veredas han sido incluso enrejadas .

Las obras son ejecutadas por los propietarios de un comedor, irá destinado para área de estacionamiento. // OviedoPress

La obra es ejecutada en el barrio Azucena de Coronel Oviedo, por parte de los propietarios del «Comedor Laly», sobre la calle Ramón Mendoza, consiste en la ampliación del área destinada para estacionamientos de vehículos, con una capa de piso del tipo «alisada», a nivel de ruta, de acuerdo a lo que un equipo periodístico de Oviedo Press pudo apreciar.

De acuerdo a los dueños del local comercial, Gustavo Barreto e Hilda Martínez, en la mañana de este jueves fueron notificados por un funcionario de Obras de la comuna, invocando ordenanzas vigentes acerca de la prohibición de construcción en franja de dominio público, enajenación o usurpación de veredas, en detrimento de los derechos de terceros, esta intimación caduca a las 24 horas, exigiéndose el despeje de la vereda.

La obra incluso es ejecutada con riguroso cuidado, considerando la existencia de un canal de desagüe, a cuyo efecto los propietarios han previsto la instalación de estructura de hormigón, de modo a que el agua escurra por debajo de la estructura construida y garantice el flujo de aguas en la zona.

Los afectados admitieron que no cuentan con las documentaciones de trámite y autorización municipal, alegando desconocimiento, empero, igualmente reconocen que la obra fue pensada con criterios de menor impacto negativo hacia los usuarios de esta vía, el punto en cuestión es la intersección de Ramón Mendoza y Yrendagué.

«Lamentamos y nos sentimos de alguna manera perseguidos por la Municipalidad, es triste que por querer mejorar el frente de tu casa, te tengan que crear problemas, cuántos casos de veredas enjauladas, enrejadas, usurpadas existen en el centro de la ciudad y el área comercial, y a esos no se les intima como lo hacen con nosotros», se cuestionó, Gustavo Barreto.

Aseguran que la obra les ha representado una importante inversión económica, por lo que no están en condiciones de desmantelar lo ejecutado; «Para cualquier trabajador este tipo de proyectos representa mucho presupuesto, que no estamos en condiciones de desperdiciar, pedimos a los técnicos de la Municipalidad que vengan y evalúen nuestro caso y no notificarnos alegremente», dijo por su parte, Hilda Martínez.

En otro momento admitieron que la obra afecta un frente colindante de una vecina, pero que aparentemente la vereda cementada se encuentra en condiciones y que ello representa un aporte para el barrio, antes que un acto de arbitrariedad.

La Municipalidad de Coronel Oviedo, desde el mes de abril, viene notificando a frentistas que han «privatizado» las veredas, trámite administrativo que no ha redituado sus frutos, debido a que tanto en zona periférica, como el centro y área comercial de la ciudad, éstas estructuras siguen campantes, no se les ha dado el seguimiento y finiquito pertinente.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0