Sigue inacción fiscal ante criminal deforestación en Raúl A. Oviedo

  • A casi cuatro meses de la interposición de la demanda, es prácticamente nulo el avance de las investigaciones fiscales.
  • El agente especializado contra delitos ambientales, Ulises Giménez, argumenta poca disponibilidad de personal técnico e incluso malas condiciones climáticas, por las que aún no ha podido constituirse hasta el lugar del hecho.

Ulises Giménez, fiscal especializado en Medio Ambiente // Archivo OvidoPress

Ulises Giménez, fiscal especializado en Medio Ambiente // Archivo OvidoPress

Una denuncia formal por supuesta deforestación en un inmueble de 2.500 hectáreas, propiedad de Pedro Pablo Anciaux, obra en la Unidad Especializada del Medio Ambiente del Ministerio Público, de Coronel Oviedo, a cargo del agente Ulises Giménez, desde el mes de julio pasado.

Ya son más de 400 hectáreas de bosques desmontados y deforestados en el distrito de Raúl Arsenio Oviedo, departamento Caaguazú, constituyéndose en un grave crimen ambiental que atenta contra la biodiversidad de una zona altamente vulnerable, debido a las escasas reservas boscosas existentes y la cercanía al Lago Yguazú, según manifestó uno de los denunciantes, el concejal municipal Ignacio Brítos Martínez.

Bosque desmontado y quemado en el distrito de Raúl A. Oviedo // OviedoPress

Bosque desmontado y quemado en el distrito de Raúl A. Oviedo // OviedoPress

El representante público, a casi cuatro meses de la apertura de la carpeta fiscal no ha diligenciado, ni realizado acciones tendientes al esclarecimiento del hecho, no ha ordenado aún constituciones ni allanamientos hasta los inmuebles, propiedad de Pedro Pablo Anciaux, que actualmente se hallan en arrendamiento de terceras personas.

Son trabajos que requieren de técnicos especializados en asuntos relativos a deforestación, luego de las últimas lluvias ha quedado mucho barro, es imposible ingresar en vehículos convencionales, por lo que se dificulta trasladarnos hasta el lugar”, argumentó Giménez, en contacto con nuestro medio.

Avance de la causa
Consultado respecto al escaso, o casi nulo avance de la causa y la especulación de los denunciantes de sospechas de “vista gorda” para con los supuestos autores, Giménez refirió que las conjeturas que pueda realizar la ciudadanía son inatajables, más aún si se producen constantes publicaciones desde los medios, como queriendo objetar la labor periodística de los responsables de la investigación.

“Qué puedo yo hacer, la investigación de la causa está en proceso, se solicitaron varios oficios ante los entes especializados, todo el país ya se ha enterado del caso, le están dando una especial cobertura por lo visto no sé por qué”, acotó el agente.

En otro momento consultado y requerido de la intención de acompañamiento a la constitución o allanamiento en los inmuebles dijo; “la prensa no tiene porqué acompañar, pero cuando surjan diligencias en el caso van a ser avisados, le están dando mucha difusión”, atinó en manifestar en otro momento.

Criminal desmonte con guiño cómplice de instituciones
La Unidad Fiscal del Medio Ambiente, el INFONA y la SEAM no han tomado medida a pesar de existencia de la denuncia formal y mediática que fueron realizadas de manera consecutiva.

La zona boscosa, según la denuncia, es propiedad de Pedro Pablo Anciaux, quien a su vez permite la explotación del lugar a colonos menonitas, identificados como David Ens y Daniel Brown, quienes a su vez estarían desmontando las áreas boscosas para incursionar en la agricultura mecanizada, en el cultivo de rubros como la soja, el maíz, trigo y otros.

El pasado 27 de setiembre, OviedoPress comenzó a publicar una serie de artículos basados en la denuncia y en pruebas audiovisuales a la que la redacción accedió y dejo en evidencia la galopante deforestación en la reserva forestal que linda con el lago Yguazú.

La fiscalización de productos forestales como rollos de madera y sus derivados, como madera aserrada, es una de las principales funciones del Instituto Forestal Nacional, según señaló a OviedoPress, el jefe regional del departamento de Caaguazú, Ing. Cristino Benítez.

En fecha 28 de setiembre el alto funcionario medioambiental dijo estar en conocimiento de la denuncia que evidencia desmonte y tráfico ilegal de rollos en la finca de 2.500 hectáreas, propiedad de Pedro Pablo Anciaux y explotado por tres colonos menonitas, David Ens, Daniel Braun y un tercero a quien los denunciantes aún no lograron identificar.

Sin embargo, llamativamente, dijo que en el caso del desmonte de la reserva forestal en cuestión no se ha realizado ninguna denuncia y tampoco se elaboraron informes para elevar a las instancias correspondientes, desconociendo aparentemente la existencia de una carpeta fiscal abierta al respecto, obrante en la unidad a cargo de Ulises Giménez.

A pesar de la vigencia en el Paraguay de la Ley 2524/04 de DEFORESTACIÓN CERO, “de prohibición en la región oriental de las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques”. Las zonas boscosas y montes del Paraguay siguen siendo depredados se forma salvaje y galopante. El departamento de Caaguazú es uno de los que mayor deforestación sufre sin que se haga nada por evitarlo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios

Comentarios del sistema: 0