Sigue criminal desmonte con guiño cómplice de instituciones

  • El Infona, la Seam y la Unidad Fiscal del Medio Ambiente, ni la Policía, intervienen para evitar el crimen ecológico en el departamento de Caaguazú.
  • Denunciantes involucran a un tercer colono menonita como responsable del desmonte en la propiedad de Pedro Pablo Anciaux, en el distrito de Raúl A. Oviedo.

Bosque desmontado y quemado en el distrito de Raúl A. Oviedo // OviedoPress

Bosque desmontado y quemado en el distrito de Raúl A. Oviedo // OviedoPress

A pesar de una denuncia presentada, en el pasado mes de julio, ante la Unidad Especializada de Delito contra el Medio Ambiente, las instituciones encargadas de velar por la ecología no han reaccionado y hasta la fecha sigue el desmonte y quema de bosque en un establecimiento del distrito de Raúl A. Oviedo, departamento de Caaguazú.

Según los denunciantes la finca, de unas 2.500 hectáreas, es propiedad de Pedro Pablo Anciaux y es considerada reserva natural, que abarca las inmediaciones del lago Yguazú.

El concejal municipal de Raúl A. Oviedo, Ignacio Britos, señaló que la propiedad supuestamente fue cedida a dos colonos menonitas para su explotación y que los mismos realizan desmontes con varias topadoras, convirtiendo la reserva natural para plantaciones de soja.

Según la denuncia, los colonos menonitas David Ens y Daniel Braun, serían quienes están realizando el desmonte de unas 400 hectáreas que afecta la zona boscosa. Otro de los nombres aportados por pobladores de la zona, es Johnny P. Kehler, otro supuesto propietario de unas 300 hectáreas cuya depredación se está llevando a cabo sin que ninguna institución, aparentemente, intervenga para evitarlo.

Según el concejal Britos, tanto el Infona, la Seam, la Fiscalía a cargo del agente Ulisis Giménez y la propia Policía Nacional, serían cómplices de la salvaje y galopante deforestación en la zona.

En la tarde de este jueves, OviedoPress accedió a una reveladora imagen que demuestra la impunidad con la que se realizan supuestos delitos y crímenes contra el medio ambiente con la inacción cómplice de los encargados de velar por la ecología en la región.

En la imagen se observa árboles caídos y arrancados de raíz que son quemados en el propio bosque donde, según versiones de los lugareños, operan día a día maquinarias pesadas y topadoras.

En comunicación con OviedoPress, el jefe departamental del Instituto Forestal Nacional, Ing. Cristino Benítez, dijo que está en conocimiento de la situación, sin embargo no realizó la denuncia en las instancias correspondientes.

La Ley Nº 716/96, que sanciona delitos contra el medio ambiente, en su Artículo 4to, establece sanciones con penas penitenciarias y económicas los delitos contra el medio ambiente a los que realicen tala o quema de bosques o formaciones vegetales que perjudiquen gravemente el ecosistema. Y a los que trafiquen o comercialicen ilegalmente rollos de madera o sus derivados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios

Comentarios del sistema: 0