Seguridad vial, uno de los grandes desafíos para Marcos Benítez

  • La inseguridad en las calles de Coronel Oviedo tiene varias aristas.
  • Se llegó al límite de que, quienes deben brindar esa seguridad, se convirtieron en peligro con sus manos afiladas para proponer coimas.
  • Calles en pésimas condiciones, conductores irresponsables, semáforos torpes, agentes de tránsito coimeros, veredas ocupadas y menores al volante, forman parte del problema en la ciudad
En una sola foto se puede observar la violación de, al menos, tres normativas: uso de casco, menor en motocicleta y vehículos sin chapas || Cortesía

Los problemas estructurales de Coronel Oviedo son múltiples y varios de ellos se traducen en inseguridad vial. Las calles de la ciudad no son seguras por varios motivos, comenzando por el pésimo estado de las vías, los semáforos torpes (los que funcionan), la falta de orden en el microcentro a la que se suman conductores irresponsables al momento de circular y estacionar sus vehículos.

No existe una política se ordenamiento y seguridad vial en la ciudad y eso se refleja a través de un tráfico lento, agentes municipales coimeros (evidenciado en varios videos), tolerancia a la violación de las normativas viales, la ocupación ilegal de veredas por parte de comerciantes.

Calles
Las calles en Coronel Oviedo están destrozadas, las asfaltadas, las empedradas y las fresadas. Además, los caminos vecinales de territorios sociales y compañía no cuentan con un plan de mantenimiento y son evidenciados por su pésimo estado.

Esta situación no ayuda a la seguridad vial, debido a que los ciudadanos son víctimas de destrozos de sus vehículos y los que circulan a pie no tienen por donde ir y se exponen al peligro.

La falta de coordinación con la Essap, se suma al destrozo de las calles, la empresa proveedora de agua, de manera regular, rompe el asfalto para la reparación de cañerías pero nunca dejan el lugar en las mismas condiciones y genera la creación de nuevos baches que luego se extienden por varios metros en la misma cuadra.

Las calles sobre las cuales, el actual intendente, esparció frezado (asfalto ku’i kue), lejos de componer la situación, generó desastres al ser erosionadas por las lluvias que terminó tapando los pocos canales pluviales con los que se cuentan.

Veredas
Las veredas fueron usurpadas con la mirada cómplice de la Municipalidad de Coronel Oviedo. En el propio Mercado Municipal y en sus inmediaciones. Algunas son ocupadas en su totalidad durante el día, otras fueron cercadas y cargadas con mercadería y así, las veredas fueron privatizadas y convertidas en almacenes de los comerciantes.

En el microcentro todas las veredas, la mayoría en mal estados, son espacios para exhibir mercaderías y en otros casos para la instalación de puestos de ventas de comida rápida que finalmente obstruyen los espacios destinados para quienes se desplazan caminando.

Para terminar con este flagelo la administración municipal (los funcionarios) deberán dejar de percibir las coimas mensuales de los comerciantes, que son cómplices de la corrupción, pagando por impunidad.

La tarea pendiente es el cumplimiento de las Ordenanzas vigentes, por parte de los comerciantes. En caso contrario, que las institución municipal, obligada a cumplir y hacer cumplir las leyes, controle, vigile y exija el cumplimiento.

A principios del año 2019, el entonces director jurídico de la Municipalidad de Coronel Oviedo, anunció que tenía resolución para desalojar veredas de cinco comercios. “La otra semana vamos a dar cumplimiento de esto”, decía durante una entrevista en el programa Coronel Oviedo en Acción, emitido por OviedoPress Radio.

Nunca fueron desalojadas las veredas que mencionó:
1- Bebeto Construcciones, Ramón Darío Ramos. 2- Frutería y Verdulería Agro Oferta, Pedro Antonio Jara Barreto. 3- Bebeto Construcciones II, Agustín Ramos. 4- Pollería La Bonanza, María Ramona Fleitas Duarte. 5- Construcción en una calle de Villa Azucena, Joel Bernal.

Agentes de tránsito
Es insuficiente la cantidad de agentes municipales de tránsito, es insuficiente el salario que perciben y es insuficiente la capacidad que tienen para cumplir con la función necesaria para ordenar las calles de nuestra ciudad.

Son víctimas del propio sistema que, desde la municipalidad, fue instalado para la coima y la recaudación paralela. Son solo 20 y en Coronel Oviedo, de acuerdo con unos análisis del parque vehicular, se necesitan al menos el doble.

Muchos perciben solo G. 800.000 como salario. Se les promete una comisión por cada multa aplicada pero no se cumple con el pago de esta, entonces, es más fácil y conveniente (para ellos) recibir coima de los infractores.

Esta situación fue evidenciada por varios vídeos que fueron publicados por nuestro medio. Agentes de tránsito recibiendo coimas y, cuyas sanciones fueron un sumario, para luego devolverles a la calle a seguir con lo mismo. ¿Son recaudadores del propio intendente? Es lo que se presume al ver que Eladio González Torres, hizo caso omiso a las evidencias presentadas como denuncia.

Conductores
La falta de vigilancia para el cumplimiento de las normativas viales, traducida en impunidad, permite que los conductores irresponsables salgan a las calles si el más mínimo criterio de seguridad. Ebrios en coches y motocicletas, cruce de semáforos en rojo, estacionamiento sobre franja peatonal, y otras infracciones como circular con casco en vehículos sin chapa.

En Coronel Oviedo fueron registrados varios accidentes que involucra a chóferes alcoholizados que circulan durante toda la noche por las calles de la ciudad sin que fueran sujetos de control por parte de los agentes municipales de tránsito que son malpagados, maltratados y obligados a recaudar para el jefe de turno.

Semáforos
En Coronel Oviedo los semáforos fueron instalados en distintas épocas y en la mayoría de los cruces no funcionan. A pesar del multimillonario gasto que se realizó el pasado mes (G. 176.000.000) para la supuesta reparación y mantenimiento de los mismos, no están sincronizados, son semáforos torpes y no inteligente por lo que no cumplen sus funciones de ordenar el tránsito. Más bien sirve como “evidencia” para los zorros coimeros que forman parte de la administración municipal.

Los semáforos deben estar en condiciones y el funcionamiento de estos debe ser con criterios técnicos que formen parte de la planificación para el mejoramiento del tráfico en la ciudad.

¿Quién será el encargado de cumplir un ordenamiento vial que se traduzca en seguridad para los ciudadanos?
¿Quién será el director de obras y el director de tránsito?

Marcos Benítez deberá planificar e implementar políticas públicas que nos haga avanzar, como ciudad, hacia adelante. Un paso atrás y nos vamos al abismo.

Compartí esta noticia

Deja un comentario

  • OviedoPress Radio
  • OviedoPress
  • _blank
  • https://oviedopress.com/wp-content/uploads/2021/10/album_art_rosa.png
  • ALL CATEGORIES
  • https://oviedopressradio.azor.com.py/?type=http
  • https://oviedopressradio.azor.com.py/?type=http