Realizan pruebas de sangre para conocer dimensión de la pandemia

  • El director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, se refirió sobre los estudios de seroprevalencia de COVID-19 en Ciudad del Este, Alto Paraná, que se realizan mediante pruebas de sangre.
  • Señaló que el objetivo sería reducir el porcentaje de subregistro y conocer la dimensión de la pandemia.

El director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, dijo que los datos con los que cuenta el Ministerio de Salud “se quedan cortos”. Hoy comenzaron los estudios en diferentes barrios de Ciudad del Este, luego se extenderá al área Central. || Gentileza

“Nos muestra la dimensión de la epidemia y el tamaño real que tuvo. Sabemos que hay un subregistro de la enfermedad, pero con el caso de Ciudad del Este creemos que el subregistro fue mucho mayor atendiendo que instalamos tarde el laboratorio y que en algún momento tampoco la gente ya no quería hacerse el test”, afirmó Sequera.

Comentó que los datos con los que cuenta el Ministerio de Salud “se quedan cortos” y los estudios de prevalencia son complementarios y que se realizan después de pasar la primera ola. Indicó que además que servirá para conocer quienes son las personas susceptibles en caso de una segunda ola en Alto Paraná.

“Esta semana empezamos en Ciudad del Este. Son más de 1.200 viviendas que fueron seleccionadas por barrios. Hoy el equipo está por allá tomando las muestras de sangre y no a través del hisopado. Si queremos saber si una persona tuvo COVID-19, en los últimos tres meses, se debe hacer una prueba de sangre”, afirmó Sequera.

Señaló que de esta manera se medirá el riesgo de la población más afectada por el virus para conocer cuántas personas padecieron la enfermedad. “Luego empezaríamos lo que es capital y Central para hacer una estimación probable de lo que pudo haber ocurrido. Se visita la casa y si la familia no quiere hacerse hay una metodología de cuál es la siguiente casa que hay que visitar”, explicó Sequera.

Las visitas iniciaron en Ciudad del Este por parte de personal de salud de las Unidades de Salud Familiar y de dispensarios médicos municipales de la zona. Las pruebas consisten en la aplicación de una encuesta epidemiológica y un test serológico para la detección de anticuerpos contra el COVID-19.

Alrededor de 70 referentes sanitarios de la zona conforman los equipos que estarán testando aleatoriamente a las familias para verificar cuántos de ellos tuvieron contacto con el virus, cuántos contaron con una respuesta de anticuerpos y qué porcentaje adquirió algún tipo de inmunidad. Inicialmente se tiene previsto llegar a unos 34 barrios de Ciudad del Este. Una vez culminado los trabajos en esta zona del país, se procederá a efectuar estudios de seroprevalencia en Asunción y Central.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0