Protocolo juega mala pasada en asunción de Alejo Ríos

  • El desorden fue la constante en el acto oficial de posesión de cargo del gobernador de Caaguazú.
  • El equipo de protocolo no estuvo a la altura del evento y la queja de los propios asistentes no se hizo esperar.
  • La falta de coordinación hizo que el acto careciera de solemnidad y los presentes no pudieron visualizar el acto, por la falta de previsión de espacio para miembros de la prensa.

El intendente ovetense Eladio González fue invitado para el acto, sin embargo no previeron para su lugar // Cortesía

El espacio preparado no estuvo acorde a la cantidad de invitados por lo que muchos de quienes asistieron lo hicieron parados y ocupando espacios destinados para otros propósitos. El equipo de protocolo, encabezado por Gladys Chilavert, fracasó en todos los aspectos por lo que el evento perdió brillo y la solemnidad fue la gran ausente.

No hubo espacio reservados para autoridades e invitados especiales, la gente se ubicaba de acuerdo a la orden de llegada. El intendente de Coronel Oviedo, Eladio González, asistió al lugar sin embargo no había un espacio designado para el mismo por lo que tuvo que buscar un asiento disponible, que finalmente encontró en la cuarta fila desde donde presenció el acto.

La falta de coordinación y rutina definida del programa, impidió que los encargados del sonido realizaran el acostumbrado buen trabajo y el escenario era un vaivén de gente para resolver improvisando cuestiones que debieron ser previstas.

Había un solo micrófono para los dos maestros de ceremonias, que incómodamente se turnaban en el  único atril disponible para ellos. En el momento que el presidente de la Junta Departamental, Juan Ramón Cohene, iba a dar apertura al acto no se contaba con micrófono, por falta de coordinación de protocolo con los sonidistas. Los maestros de ceremonia tuvieron que desmontar el micrófono que utilizaban para pasarlo hasta el medio del escenario.

No hubo espacio destinado para los trabajadores de la prensa, quienes tuvieron que utilizar el hueco existente entre el escenario y los asientos de los invitados, quienes finalmente no pudieron observar el acto por la obstrucción de reporteros gráficos, camarógrafos y cronistas que cubrían el evento.

Finalmente el acto de posesión de mando y juramento, se convirtió en un evento musical, con más de 10 números artísticos en escenario, que ya no pudo ser apreciado porque más de la mitad de los presentes se habían retirado.

De todos modos los preparativos en decoración, audio visual y servicio de catering fueron los mejores, pero todos opacados por la pésima dirección protocolar.

Compartí esta noticia

Deja un comentario

  • OviedoPress Radio
  • OviedoPress
  • _blank
  • https://oviedopress.com/wp-content/uploads/2021/09/album_art.png
  • ALL CATEGORIES
  • https://radio.oviedopress.com:445/?type=http
  • https://radio.oviedopress.com:445/?type=http