Por ley está prohibido que menores vayan a los cuarteles

  • Que haya menores en los cuarteles “está prohibido por ley”, recordó Vidal Acevedo, del Serpaj, en relación al hijo del presidente Mario Abdo Benítez, que ya forma parte del Cimefor a sus 17 años de edad.

Santiago Abdo, con su papá Mario Abdo. || nanduti.com.py

En comunicación con ABC Cardinal, Vidal Acevedo, del Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj), recordó que existe una ley que prohíbe a los menores de 18 años hacer el servicio militar obligatorio (SMO).

Entretanto, Santiago Abdo, hijo del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en la mañana de ayer empezó en el Centro de Instrucción Militar de Estudiantes para la Formación de Oficiales de Reserva (Cimefor), con 17 años de edad y cumplirá la mayoría de edad recién el 15 de marzo de este año.

“La Constitución Nacional dice claramente que para hacer la prestación del servicio militar el joven debe tener 18 años, se han modificado artículos o leyes que tengan relación con el SMO mediante casos llevados a instancias internacionales por el Serpaj”, recordó.

Explicó que entonces se modificó el artículo 10 de la Ley 569/75 del Servicio Militar Obligatorio, mediante un acuerdo de solución amistosa en el caso de Víctor Hugo Maciel, un joven de 16 años que fue muerto en la Caballería en 1995.

“También Paraguay tiene ratificado el protocolo de no utilización de niños en conflictos armados, se ratificó en el año 2000, eso fue aprobado por el Estado paraguayo a través de la Ley 1897/2002 donde prohíbe el reclutamiento de menores de 18 años de edad, incluso se había incluido una reserva para el reclutamiento voluntario de adolescentes a partir de los 16 años, pero luego el Estado paraguayo retiró dicha reserva en el 2006”, señaló.

Añadió que por este motivo último no se permite el reclutamiento de menores de 18 años “en ninguna de las circunstancias”, subrayó.

Dijo que en el año 2005 o 2006 se había constatado la presencia de menores en el Cimefor y el entonces presidente, Nicanor Duarte Frutos, a través de un decreto los envió a todos a su casa. «Los padres recurrieron y el juez rechazó el pedido de los padres», referenció.

“Si tiene 17 años (Santiago Abdo) es una pena que el Presidente de la República como comandante en Jefe esté infringiendo la ley. Es una pena que nos estemos ocupando de un solo chico. En este caso está prohibido por ley el ingreso voluntario o involuntario de menores de edad en los cuarteles”, enfatizó.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0