Obispado usurpa vereda en detrimento de peatones y automovilistas

  • Frente a la sede de la Diócesis de Coronel Oviedo, a cargo del monseñor Juan Bautista Gavilán, éste martes apareció una cinta de seguridad, con barras de hierro, bloqueando el acceso a la vereda.
  • La medida arbitraria y usurpadora, aparentemente fue tomada unilateralmente desde el Obispado, aparentemente con el aval municipal, ya que agentes de tránsito custodiaban el lugar.
  • Esto dejó bloqueada la posibilidad de tránsito peatonal para los viandantes, en tanto el acceso a lugares de estacionamiento, en una zona altamente congestionada, resultó imposible.

Sede del Obispado de la Diócesis de Coronel Oviedo, donde fueron instaladas las cintas de seguridad, impidiendo el estacionamiento a vehículos y el paso peatonal. //Gentileza

Desde las primeras horas de este martes 27 de noviembre, frente a la sede de la Diócesis de Coronel Oviedo (Obispado), lugar de audiencias, reuniones, actividades administrativas y residencia del obispo, Juan Bautista Gavilán, se puede apreciar una barrera montada, con cintas de seguridad y estructuras metálicas, obstaculizando el acceso a la vereda.

La impopular medida, sobre la céntrica avenida Mariscal Estigarribia, de esta ciudad, en las intersecciones con las calles Tuyuti y Primero de Marzo, frente a la catedral diocesana, afecta el libre tránsito de peatones, como también el aparcamiento a vehículos, que quieran estacionarse, en la congestionada zona comercial de la ciudad.

De acuerdo a varias personas, quienes se vieron obligados a deber circular encima de la calzada, esta situación sería recurrente frente al Obispado, debido a que existiría un aparente disgusto por parte de funcionarios, feligreses e incluso sacerdotes, quienes habitualmente llegan hasta el lugar y se ven imposibilitados de estacionar sus vehículos, por lo que habrían adoptado la medida.

Conforme se puede apreciar en el lugar, existiría un error en la estructura de diseño del área de estacionamiento de la Diócesis de Coronel Oviedo, que se adueñó a al menos tres metros de vereda pública, ingresando parte del área de aparcamiento en el inmueble del Obispado, por lo que el estacionamiento queda obstaculizado cuando son aparcado otros vehículos en la calzada.

Así mismo, ante de asumir un rol contralor o de garante ciudadano, el municipio de Coronel Oviedo, habría avalado ésta práctica arbitraria de la Iglesia ovetense, debido a que, sin contar con un permiso municipal, estaría consintiendo la acción, disponiendo la designación de agentes de tránsito para el resguardo del lugar, ahuyentando a aquellos que osen estacionar en la zona.

Es más, éste tipo de prácticas, el municipio las consiente o autoriza, a través de resoluciones o disposiciones administrativas, previo estudio y análisis por parte del órgano competente, con anuencia de la Junta Municipal, por periodos de tiempo limitados y horarios específicos, de manera extraordinaria.

La Diócesis de Coronel Oviedo, a cargo del obispo Juan Bautista Gavilán, no contaría con documento habilitante o autorizante alguno.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0