No registraron ni consignaron causa de muerte de beba por supuesta negligencia

  • El caso de muerte una muerte neonatal por supuesta negligencia médica, acontecido este martes 30 de julio en el Hospital Regional de Coronel Oviedo, no fue abordado con el profesionalismo requerido.
  • De acuerdo a denuncias de los padres de la beba, la demora e insistencia en que se produzca un “parto normal”, habrían desencadenado en que la menor, fallezca dentro del vientre materno.
  • La desprolijidad de los funcionarios médicos del hospital público es tal que no se consignó la causa de muerte, como tampoco el registro estadístico pertinente, ni siquiera cuenta con sello institucional.

Acta de defunción emitida por el Hospital Regional de Coronel Oviedo, con aparente vicios que harían nulo al documento || OviedoPress

El pasado marte 30 de julio, en el Hospital Regional de Coronel Oviedo se produjo un deceso neonatal, de una beba, hija de Ramona Reyes Saabedra (28) y Walter Sanabria (24), padres primerizos llegados desde Sidepar, Yhú, a 300 kilómetros de la capital departamental de Caaguazú, la muerte se habría generado como consecuencia de una supuesta negligencia médica.

Nota relacionada: Beba muere por supuesta negligencia médica en hospital de Coronel Oviedo

De acuerdo a los datos brindados por los padres, llegaron a Coronel Oviedo, hace unas dos semanas atrás, a mediados de julio, por recomendación de la Unidad de Salud Familiar (USF) de Sidepar, aconsejados para buscar “garantizar” la calidad de atención y resguardar la integridad materno-infantil, la madre cumplió fielmente incluso con todo el tratamiento pre natal.

Según las víctimas, desde el viernes 26 de julio, la madre comenzó a sentir las contracciones propias del alumbramiento, por lo que del albergue del Hospital Regional donde guardaba reposo acudió hasta el servicio de maternidad, donde le recomendaron “aguantar” y esperar avanzar en los trabajos de parto, para dar con un alumbramiento normal.

Los dolores se aumentaron los días siguientes; sábado, domingo y lunes, no fue sino hasta el martes 30 de julio, a las 04:00 am, cuando se produjo rompimiento de bolsa y sangrados que la mujer fue asistida con mayor interés por parte del personal médico, sin embargo ya todo habría sido extemporáneo, la beba falleció ahogada, dentro del vientre materno.

El caso fue denunciado ante el Ministerio Público de Coronel Oviedo, abriéndose una carpeta fiscal en la unidad penal, a cargo del agente fiscal Alfirio Gonzáles, quién solicitó una pericia forense de autopsia, autorizada por el juez Carlos Raúl Zelaya, la cual fue practicada el miércoles 31 de julio, por forenses del Ministerio Público de Asunción.

La indignación de los padres y familiares es mayor, debido a que les fue entregado el cuerpo de la beba por una enfermera quien ni se identificó, tampoco les brindaron explicaciones médicas de las razones de la muerte neo natal, hasta la fecha ni siquiera cuentan con datos de los profesionales tratantes o asistentes del alumbramiento, la directora de la V Región Sanitaria, Lorena Ocampos y el director del Hospital, Catalino Fabio, siquiera habrían dado la cara ante las supuestas víctimas.

Así mismo, un único documente expedido por el Hospital Regional, un acta de defunción, carecería de los requisitos mínimos para su validez jurídica, en este documento no se consignaron causa de muerte, no se llenó la ficha estadística de registro del deceso, como tampoco sellos profesionales ni institucionales de los tratantes, únicamente se consigna el dato de una obstetra, Natalia Duré, por los que las sospechas de supuesta negligencia médica, con el transcurrir de las horas, se acrecientan.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0