«Mbaretepe» comerciantes reabren calle del mercado

  • A través de la resolución municipal 914/2020, la Municipalidad de Coronel Oviedo, dispuso horarios de apertura y estableció los sentidos de circulación de las calles adyacentes al Mercado 1.
  • Para mitigar la aglomeración de gente y el congestionamiento vehicular, se convirtió a peatonal la calle padre Molas, hasta el domingo 24 de mayo próximo.
  • Esta decisión administrativa recibió la negativa de los comerciantes y locatarios del lugar, quienes, bajo presión y desoyendo la disposición municipal, rehabilitaron la calle en cuestión.

Calle Padre Molas, convertida a peatonal hasta el domingo 24 de mayo, fue reabierta a la fuerza por los trabajadores del mercado municipal. //OviedoPress

Como medida preventiva, ante la exposición ciudadana a aglomeraciones y el riesgo de contagio y propagación del CoVid-19, la Municipalidad de Coronel Oviedo, a través de la resolución N° 914/2020, dispuso regular los horarios de apertura y cierre del centro comercial N° 1, así como limitar la circulación vehicular, en una de sus arterias.

Tal es así que, la calle padre Molas (zona Este), donde se concentra el área de básculas, rubros frutihortícolas, carnicería y otros, fue convertida en peatonal, de manera tal a que se regule la entrada de gente, por medio de cuadrillas de funcionarios municipales, dispuestos con lavatorios de mano, desinfectante y concienciación comunitaria.

Esta iniciativa, fue totalmente rechazada este miércoles 20 de mayo, por parte de aquellos frentistas, locatarios, comerciantes y demás afectados, quienes cuestionaron la medida administrativa municipal, de mitigación de riesgos de contraer el coronavirus, debido a que supuestamente imposibilitaba la venta de mercancías.

Un acalorado debate, se registró a primeras horas de la mañana, entre funcionarios municipales, agentes de tránsito y comerciantes, estos últimos acabaron ganando la pulseada, argumentando que las bajas ventas ya golpean su economía, les ha reducido sus ingresos y puesto en riesgo de «morir de hambre, antes que por el CoVid».

Expusieron que «bajo su propio riesgo», permitirán el ingreso de los compradores, quienes son los que mueven la economía de los trabajadores, sin embargo, se pudo observar que varios de los espacios de venta, casillas y comercios, no cuentan con todas las medidas de prevención sanitaria, tapabocas, lavatorias, alcohol en gel y otros.

También, se pudo apreciar que los comerciantes del mercado municipal, no son lo suficientemente exigentes con sus compradores, a quienes siquiera exigen o solicitan el uso obligatorio de tapabocas.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0