Mako quedó sorprendida con un coro de niños indígenas

  • Mako, princesa de Japón, llegó este lunes hasta Itapúa, más específicamente a la Misión Jesuítica Guaraní de Santísima Trinidad, en su sexto día de visita en Paraguay.
  • Allí quedó maravillada con un coro de niños indígenas, que la recibió.

La pricesa se tomó el tiempo para estrechar la mano de niños indígenas. Foto://Agencia IP Paraguay.

La pricesa se tomó el tiempo para estrechar la mano de niños indígenas. Foto://Agencia IP Paraguay.

A Mako le fueron suficientes 30 minutos para conocer la historia y la cultura que hermosean a la Misión Jesuítica, ubicada en Itapúa, departamento donde también existen comunidades niponas las cuales fue a visitar, por motivo de los 80 años de la inmigración japonesa al país.

La princesa imperial quedó sorprendida con la presentación del Coro Mbya Guaraní de la comunidad Guavirami este lunes, luego de su recorrido. No dejó escapar el momento y se acercó a los integrantes del coro para estrecharles la mano, informó la agencia estatal IP.

Mako este domingo llegó a Itapúa, el departamento del país donde se encuentra la mayor colectividad japonesa. Fue primeramente hasta el distrito de Capitán Miranda, ubicado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Encarnación.

La migración de sus compatriotas se inició en 1936, cuando una treintena de personas que habían emigrado primeramente a Brasil desde Japón se instalaron en la comunidad de La Colmena, a unos 130 kilómetros de Asunción.

¿Quién es Mako?

La alteza imperial Mako es una joven de 24 años de edad y pertenece a la familia real japonesa. Es la primera hija del príncipe Fumihito y su esposa Kiko y, además, hermana mayor de la princesa Kako y del príncipe Hisahito.

La princesa permanecerá en el país hasta el miércoles, donde partirá desde Foz de Yguazú, según sus agenda de itinerarios.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0