La sociedad debe saber quiénes tuvieron la honra de dar inicio a esta noble institución y quiénes la destruyeron

Juan Simón Barreto Monzón, socio de la cooperativa desde 1983 y víctima de la quiebra, envió la siguiente carta de reflexión a la redacción de OviedoPress. Plantea varias cuestiones y retórica que permite ver la crónica del nacimiento, vida y muerte de la Cooperativa Coronel Oviedo Ltda.

Fachada de la no muy lejana próspera Cooperativa Coronel Oviedo Ltda., hoy en quiebra. //ABC Digital

40 y pocos años atrás despertó, un sueño de maestros y otros trabajadores que decidieron convertir ese largo ideal en realidad. Sin mencionar nombres, pero reconociendo la valentía y voluntad de un pequeño grupo de personas, se dio inicio a lo que sería la Cooperativa Coronel Oviedo Ltda.

Con billetes y moneditas ese glorioso grupo consiguió generar los primeros aportes sociales, para la formación de capitales.

Fue pequeñito e insignificante. Pero lo grande estaba en su gente, esa gente humilde, que con su magro salario de obrero o sus ínfimos jornales se atrevieron a despojarse de lo poco que tenían para capitalizar una entidad cooperativa.
Y lo hicieron.

Así nació la Cooperativa Coronel Oviedo Ltda. En una pequeña oficina, luego pasó a otra mejor. En poco más de dos años ya contaba con tres mil socios. Empezó a otorgar pequeños créditos de consumo y educó rigurosamente a cada uno de sus socios en el espíritu del cooperativismo.

Con sus pequeños aportes los socios fueron fortaleciendo la institución y una disciplinada y estricta administración, la condujo hacia un progreso constante.

La austeridad brilló en todas las medidas administrativas, funcionarios con humildes salarios y la marcada disciplina de aportaciones de sus socios, le permitió un incesante crecimiento.

Con Sus instalaciones ya mejoradas, funcionó por muchos años en la oficina ubicada sobre la calle Mariscal López casi Guaira, donde antaño era la Zapatería Dandy, de la familia Cocco.

En ese tiempo y unos cuantos años más, funcionó con contabilidad y registros manuales. Posteriormente se incorporaron sistemas informáticos y como todo iba viento en popa, construyó para su local propio, un lindo edificio en la esquina de Guaira y Cerró Cora.

La Cooperativa ya llegó tras largos años a alcanzar un patrimonio neto de aproximadamente 70 mil millones de guaraníes.

Créditos para comerciantes, macateros, pequeñas empresas, agricultores, estudiantes, construcciones, médicos, contadores, albañiles y muchos rubros más, utilizaron recursos de la Cooperativa que sin dudas ha propiciado una importante inyección de circulantes en toda la región.

Con un patrimonio neto sólido, un activo sano, un pasivo muy razonable y comedido, la entidad empezó a maquinar la idea de convertirse en una cooperativa de ahorro, crédito y producción. A tal efecto se ideó el proyecto, diseño y construcción de una planta productora de alcohol, sito en la localidad de Carayaó.

Fueron consultados los socios de origen rural, quienes se sintieron muy incentivados a acompañar dicho proyecto. Fueron convencidos de que accederán a préstamos blandos y a plazos interesantes para el cultivo y la producción de caña de azúcar, materia prima que en el futuro utilizaría en toda su extensión la planta alcoholera, que hasta ese momento no era sino un proyecto.

La idea fue llevada y propuesta en asamblea general de socios que tras largas deliberaciones fue aprobada aún con la negativa de unos directivos cuyas posturas, aparentemente, quedaron constantes en actas.

Los socios rurales lógicamente se vieron muy tentados en el proyecto, ya que hipotéticamente serían los más beneficiados pues, serían casi exclusivos proveedores de materia prima y consecuentemente podrían vender toda su producción cañera.

Un vaivén de reuniones y asambleas para tomar la decisión final, cuando ya los socios desde años atrás vinieron aportando dinero para acumular en un rubro llamado “Fondo para la Industria”.

Así fue. Así nació la Odisea de miles de socios.

El consejo de administración en una decisión aventurera se dispone a emprender la construcción de la planta.
Capital?..claro que no había. No había recurso para el efecto. La salida: créditos bancarios.

Sin entrar en detalles: dos bancos, una financiera internacional. Banco Continental Banco Atlas y Oyko Credit, se agruparon para realizar el siguiente operativo.

Banco Continental y Oyko Crédit, pondrían el capital, pero con la garantía Fiduciaria sobre los bienes propios de la cooperativa, la que sería administrada por Banco Atlas.

Así se ha perfeccionado la locura y sucesiva inevitable estafa y perjuicios a 25 mil socios aportantes y ahorristas.

 

La primera escritura. Tanto la sociedad ovetense como los socios de la cooperativa deben saberlo.

  • ¿Quiénes firmaron?… cuáles fueron las condiciones?.
  • ¿Se ha hecho un análisis efectivo de costo y ventas para disponer de un acabado flujo de Caja con miras a confirmar una real capacidad de pago?
  • ¿Con qué criterios se aceptó la tasa de interés, que desde el punto de vista técnico financiero, ninguna industria puede soportar?
  • ¿Con qué criterios se aceptó un crédito bancario a un plazo irracionalmente corto?
  • ¿Con qué criterios se aceptó ofrecer en garantía a los bancos, bienes cuyos valores suman cuatro veces superiores a la deuda contraída?
  • ¿Con qué criterios se modificaron y se ampliaron las garantías ya existentes, incorporando en tal concepto los pagarés firmados por los socios, estos que respaldaban los créditos concedidos por la cooperativa?
  • Otras interrogantes
    ¿Con qué criterio se hicieron tantas modificaciones al proyecto inicial de la planta alcoholera?
  • ¿Cuáles son las razones de tanta diferencia de costo entre el proyectado y el ejecutado?
  • ¿Qué investigaciones de viabilidad del negocio fueron hechas y quién lo hizo?
  • ¿Qué reconocimientos técnicos de eficiencia en la producción y capacidad de venta se hizo?
  • ¿Qué análisis básico del mercado fue hecho para medir la capacidad competitiva en un mercado pequeño y dominado por poderosas empresas productoras e importadoras de alcohol?
  • ¿Qué previsiones se tomaron para hacer frente al contrabando?
  • ¿Nadie se ocupó de averiguar la gran crisis alcoholera que a partir del 2011, sacudía al Brasil?
  • Son muchas las interrogantes que quedan detrás de este lamentable suceso. Debe existir alguna institución que investigue este acontecimiento, aunque es como «buscar tras un incendio si no quedó entre las cenizas, alguna cerilla que pueda demostrar que el incendio fue provocado»
  • ¿Por qué los directivos no pararon a tiempo cuando ya se descubrió que la alcoholera no generaba ganancia alguna y solo generaba día a día cuantiosas pérdidas?
  • ¿Con qué criterio esperó que las pérdidas consuman más de 45 mil millones del patrimonio neto para suspender las erogaciones de la planta?
  • ¿Por qué aguardó que intervenga el INCOOP, para frenar esa catástrofe y cuando definitivamente ya era tarde?
  • Y, ¿por qué el Incoop esperó que la Cooperativa caiga a un estado de iliquidez para intervenirla, si es la rectora y reguladora de las entidades cooperativas?
  • ¿Por qué el Incoop y los administradores de la misma Cooperativa permitieron que la entidad siga recibiendo depósitos a la vista, a plazo y ahorro programado de sus socios cuando ya era evidente la iliquidez?

La intervención del Incoop se produjo, cuando la Cooperativa ya estaba sin posibilidades de recuperación. Su situación financiera ya estaba por debajo de los límites tolerables.

Un pasivo abrumador y todos, absolutamente todos sus bienes e instrumentos realizables estaban cautivos en la fiducia. Ningún intento ya podía salvarla. En economía no existen los milagros. ¡La Debacle estaba consumada!

La segunda intervención que culminó en Julio de 2015, ya era solo para dictar su sentencia.

Una superpoblación de funcionarios, la mayoría con estabilidad laboral y con salarios importantes, la desconfianza de sus asociados que dejaron de aportar y otros dejaron de pagar sus deudas, la pesada carga de la alcoholera, un coloso con pies de barro, los abultados intereses y pago de capital a los bancos, los intereses sobre otras obligaciones; ACABARON CON LA VIDA DE ESTA INSTITUCIÓN QUE NACIO DE GENTE HUMILDE, que dejó detrás de su ruina a muchas personas también en ruinas, sin poder trabajar y porque no decirlo: destruyó familias y matrimonios

La sociedad debe saber quiénes tuvieron la honra de dar inicio a esta noble institución y quiénes la destruyeron.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0