Insólito: Exigió herencia y ahora quiere desalojar al Gymmart de su predio

  • A sus 35 años de vida institucional, el Centro Cultural de Coronel Oviedo, atraviesa una crisis generada por intereses personales y que tiene como protagonista al hijo de su directora general, Rafael Falcón Martínez.
  • Exigió a su mamá, Mary Martínez, que le sea cedida la parte de herencia que le corresponde.
  • Ahora, a través de la Justicia, pide que el Gymmart desaloje el predio o en su defecto pague un alto costo de alquiler.

Centro Cultural Gymmart de Coronel Oviedo. || OviedoPress

La comunidad educativa del Centro Cultural Gymmart manifestó su preocupación cuando vieron un cartel colgado por una parte de la institución, un cartel con la leyenda “Se Alquila”. Esto a su vez fue promocionado en redes sociales, apareciendo en grupos de ofertas inmobiliarias.

La institución educativa privada, se encuentra asentada en varios inmuebles que abarcan casi la totalidad de una manzana, sobre la calle Carlos Antonio López y Fernando de la Mora, en el barrio Capitán Roa de la ciudad de Coronel Oviedo.

 

A finales de los años 90, los propietarios del Gymmart, Mary Martínez y Saúl Falcón, decidieron convertirlo en condominio, y dejar como beneficiarios a sus tres hijos: David, Gabriela y Rafael. “La decisión fue adoptada como una especie de previsión futura, teniendo en cuenta que en el momento, todos eran menores de edad”, señaló el asesor jurídico de la institución, Fabio Santos.

Hace dos años atrás, de acuerdo a lo manifestado por Fabio Santos, el hijo menor de la familia, Rafael Falcón Martínez, exigió que se le conceda su parte de la herencia, y solicitó para parte del edificio donde funciona la Educación Escolar Básica. Se trata de uno de los edificios más nuevos y amplios de todo el complejo del Centro Cultural Gymmart.

La familia no se opuso al pedido de Rafael, pero trataron de acordar con él la cesión de un inmueble que no se parte de la infraestructura operativa de la institución donde funcionan el nivel inicial, educación escolar básica y la educación media.

Rafa solo quería esa parte del Gymmart”, dijo el abogado Fabio Santos, por lo que le fue cedido tras acciones judiciales incluso.

Una vez que fue adjudicado con la parte del edificio más nuevo y amplio, comenzó otro tipo de conflicto. Si el Gymmart quería seguir operando en la parte cedida a Rafael, debía pagar un alquiler por el local que fue construido con la inversión de la propia institución. Aparentemente el costo del alquiler fue considerado como muy alto, por lo que no hubo un acuerdo entre el Gymmart (cuya directora es la mamá de Rafael) y el nuevo dueño una parte del inmueble y la construcción, Rafael Falcón Martínez.

Escuchá el testimonio de Fabio Santos

Ante la falta de acuerdo, Rafael Martínez, promovió una demanda de desalojo para que la institución educativa familiar, de la cual forma parte, abandone el predio donde funciona la educación escolar básica.

Ante esta situación y los constantes anuncio de “Se Alquila”, que aparecen en redes sociales, los padres de la comunidad educativa, se reunieron este miércoles con las autoridades educativas de Gymmart y con el asesor jurídico para interiorizarse del conflicto de intereses personales, que trasciende a lo institucional.

Desde la redacción de OviedoPress hemos contactado con Rafael Martínez para obtener su versión de la situación y dijo que solicitará a su abogado para realizar el descargo correspondiente.

Mientras tanto la reacción en redes sociales, por parte de padres, alumnos, exalumnos, es de asombro ante la actitud de Rafael y en algunos casos de rechazo.

Desde la dirección del Centro Cultural Gymmart, informaron que la institución goza de buena salud académica y que están proyectando una nueva construcción, en caso de que persista la intención de desalojo. Instaron también a la comunidad educativa a brindar su apoyo a la institución, estando al día con los compromisos, lo cual permitirá que la institución siga operando de manera normal.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0