Falleció Zulma Rojas, ícono del club Libertad de Coronel Oviedo

  • El jueves 13 de junio, falleció Zulma Rojas Coronel, caracterizada aficionada y aportante del Club Libertad de Potrerito, de la Liga Ovetense de Fútbol.
  • A sus 57 años de edad, venía aquejada de una afección de salud, que la tuvo postrada por varios meses, hasta que su lucha acabó, dejando un profundo vacío en la humilde localidad periférica ovetense.
  • Zulma, supo ganarse el afecto de propios y de los aficionados de clubes del balompié local, que visitaban el estadio de Potrerito, su sonrisa, don de gente, ingenuidad y sencillez, quedan como legado gumarelo.

María Zulma Rojas Coronel. || Cortesía

El jueves 13 de junio, en la localidad de Potrerito, Coronel Oviedo, un laborioso barrio de la periferia de Coronel Oviedo, dejó de existir una caracterizada y emblemática aficionada, hincha acérrima y fanática de los colores albinegros del club Libertad, dos veces campeón de la Liga Ovetense de Fútbol (LOF).

María Zulma Rojas Coronel (57), falleció como consecuencia de una afección de salud que la tenía postrada en cama y limitada a movilizarse en silla de ruedas, desde hace varios meses, condición que la fue deteriorando cada vez más, hasta que se produjo el triste desenlace, dejando una congoja muy fuerte en la comunidad potreriteña.

Zulma, por su caracterizada condición de fanática liberteña, era conocida en todo el barrio e incluso más allá de las fronteras del gumarelo, recibía siempre con una sonrisa y un cariño admirables, a los aficionados de todos los clubes de la Liga Ovetense, vibrando en los partidos en los que Libertad se alzaba con la victoria e incluso derramando lágrimas, en aquellos en los que el marcador resultaba adverso.

Ni las derrotas ni la enfermedad, imposibilitaron que Zulma viva apasionadamente su amor por los colores liberteños, participó de los partidos hasta las últimas fechas del reciente campeonato 2018, en el que su amado club estuvo a un paso de acceder a las semifinales.

Su partida, dejará como legado sus cálidos y efusivos abrazos, con los que recibía a todos en las canchas, también con su caracterizada venta de naranjas en las calurosas tardes ovetenses, o su acompañamiento firme en actividades de generación de recursos para el club, acompañando la venta de carnets a socios, rifas de remeras del «guma» y otras iniciativas, de las que siempre fue partícipe.

Zulma ya partió a la eternidad, allí desde donde seguirá alentando y torciendo incondicionalmente a su amado club, Libertad, el “humilde potreriteño”, bi campeón del fútbol ovetense, 1980 y 1981, compartiendo ya con los virtuosos jugadores aquellos, que lograron la mayor proeza deportiva, motivo de orgullo y satisfacción, para esta modesta y laboriosa comunidad, de abnegados oleros y trabajadores, de nuestra ciudad.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0