Extorsión tras robo de cuentas: Están a nombre de presos números facilitados para enviar giros

  • Varios de los números facilitados para el envío de giros en los casos de extorsión están registrados a nombre de personas privadas de libertad que cumplen reclusión en cárceles como las de Encarnación, Coronel Oviedo o inclusive Tacumbú.

Varias de las extorsiones telefónicas se efectúan dentro de las mismas cárceles del país.||radiomitre.cienradios.com.

Miguel Ángel Gaspar, director de la Organización Paraguay Ciberseguro, comentó a través de su cuenta de Twitter que en los últimos días recibió varios casos de personas a las que les habían vulnerado sus cuentas de WhatsApp. Según informó el medio digital hoy.com.py.

Luego de hacer la denuncia correspondiente y darle seguimiento a la cuestión, se pudo comprobar que la mayoría de los números de teléfono que eran brindados por los extorsionadores para el envío de giros pertenecen a reclusos.

En entrevista con HOY, Gaspar explicó que al hacer la trazabilidad se pudo constatar que los titulares de las líneas telefónicas eran personas privadas de libertad que hoy día se encuentran recluidas en cárceles como las de Encarnación o Coronel Oviedo, sin dejar de mencionar Tacumbú.

Al momento de robar una cuenta de WhatsApp -o en todo caso de alguna de sus redes sociales-, los ciberdelincuentes escriben a varios de sus contactos para pedirles que envíen dinero diciéndoles “Mandame plata porque necesito”, mencionó.

Gaspar también explicó que en este tipo de casos, generalmente los criminales no logran robar el número de teléfono en sí sino solamente el acceso a la cuenta de WhatsApp, motivo por el cual vuelven a facilitar otro contacto diferente para el envío del dinero.

La situación vuelve a denotar la fragilidad de los controles en las cárceles del país así como la complicidad de los funcionarios penitenciarios, quienes permiten el ingreso de celulares que posteriormente son utilizados para cometer extorsiones.

A fin de tratar de darle un cese definitivo a este tipo de irregularidades, el experto en ciberseguridad propone aplicar los inhibidores de señal en los centros de reclusión o en todo caso establecer alianzas estratégicas con las empresas de telefonía para identificar qué líneas operan desde estos lugares.

Asimismo, vuelve a instar a las víctimas a acudir ante la Policía Nacional y la Fiscalía para radicar una denuncia formal, de manera a que se pueda hacer un correcto seguimiento.

En paralelo, se deben tener en cuenta las recomendaciones para reforzar las cuentas, como la verificación en dos pasos.

Compartí esta noticia

Deja un comentario