El jubilado que tenía un tanque de la Segunda Guerra Mundial estacionado en su garaje

  • Es millonario, tiene 84 años y desde hace días está siendo juzgado por “Violación de la Ley de Control de Armas de Guerra”; además del Panzer V, tenía un cañón de artillería, fusiles, pistolas y municiones entre otros pertrechos del período nazi

Klaus-Dieter F., el jubilado de 84 años compró el tanque Panzer en Inglaterra a fines de la década de 1970 y lo hizo restaurar completamente a nuevo.//lanacion.com.ar

Cuando los investigadores allanaron la casa de Klaus-Dieter F., un jubilado de 84 años experto en finanzas, se encontraron con un arsenal de la Segunda Guerra Mundial en perfecto estado de conservación. Según in formó el medio digital lanacion.com.ar.

Fusiles de asalto, pistolas, municiones y uniformes, un cañón de artillería y hasta un tanque Panzerkampfwagen V se encontraban en su garaje como si fueran piezas de museo. Todos los elementos corresponden al período de la Alemania nazi.

El hallazgo ocurrió en la casa de Klaus-Dieter, situada en el suburbio de Heikendorf, en la ciudad alemana de Kiel, cerca del mar Báltico. El anciano había estado coleccionando piezas devocionales y memorabilia nazi durante décadas, como uniformes de todas las divisiones de la época Nacionalsocialista. Sin embargo, fue descubierto por la policía luego de una pesquisa para hallar arte nazi.

El jubilado está siendo juzgado ahora por los cargos de “Violación de la Ley de Control de Armas de Guerra, la Ley de Armas y la Ley de Explosivos”, que prevé una pena de entre 1 y 5 años de prisión.

La fiscalía de Kiel acusa al pensionista del acopio ilegal de un tanque tipo “Panther” (Panzer), un torpedo, un mortero de calibre 50 mm y un cañón antiaéreo calibre 88 mm del tipo FlaK, según publicó el periódico alemán Bild.

El jubilado está siendo juzgado ahora por los cargos de “Violación de la Ley de Control de Armas de Guerra, la Ley de Armas y la Ley de Explosivos”, que prevé una pena de entre 1 y 5 años de prisión.

La fiscalía de Kiel acusa al pensionista del acopio ilegal de un tanque tipo “Panther” (Panzer), un torpedo, un mortero de calibre 50 mm y un cañón antiaéreo calibre 88 mm del tipo FlaK, según publicó el periódico alemán Bild.

Klaus-Dieter también tenía en su garaje varios maniquíes vestidos con uniformes de las Wehrmacht, y una serie de ametralladoras, rifles de asalto y pistolas semiautomáticas. No le faltaban municiones. Tenía más de 1000 cartuchos, de acuerdo con el inventario que realizaron los investigadores.

El tanque Panzer V empleado por las fuerzas armadas alemanas durante la Segunda Guerra se encontraba estacionado en el garaje del jubilado, lo compró en Inglaterra a fines de la década de 1970 y lo hizo restaurar completamente a nuevo.

Luego del decomiso, hubo una primera mediación entre el tribunal, el fiscal y la defensa para llegar a un entendimiento. Ocurrió en 2018: la Justicia quería que el tanque fuera vendido y que el jubilado pagase una libertad condicional de 1 millón de euros, obtenidos de aquella venta. No hubo acuerdo y el juicio siguió; se prevé que la sentencia será dictada a mediados de julio de este año.

Un tanque alemán en perfecto estado

En el momento en que 50 oficiales irrumpieron en la vivienda del jubilado, intentaron incautar todo el arsenal, pero no pudieron remover el tanque Panzer, que pesa cerca de 40.000 kilos.

Por eso debieron acudir militares de la Bundeswehr (las fuerzas armadas unificadas de Alemania) que estuvieron más de diez horas y emplearon dos vehículos blindados para transportar el emblemático acorazado.

Como se supo después, Klaus-Dieter F. compró el tanque en Inglaterra a fines de la década de 1970 y lo hizo restaurar completamente a nuevo, tanto en su aspecto como en su mecánica.

¿Arma de guerra o artículo de colección?

¿El tanque y las otras armas funcionan? Es la pregunta que todos se hicieron durante el allanamiento. Para el fiscal Thorsten Wolke, el tanque todavía puede ser considerado un arma de guerra, por más que el acusado alegue que se trata de una pieza de colección. Como se restauró fiel al original, y su motor funciona, la fiscalía argumenta que hubo un intento de fabricar un arma de guerra.

Pero el tanque, así como las piezas de artillería, los fusiles y las pistolas no se encuentran operativas, dijo Gerald Goecke, abogado defensor del ex corredor bursátil.

“El tanque es el trabajo de toda la vida de mi cliente”, dijo Goecke al diario Bild. Y en el caso del cañón de 88 mm, un arma de artillería capaz de penetrar blindajes de más de 153 mm, no se encontraron municiones, y fabricar cinco proyectiles de prueba costaría 216.000 euros, argumentó el defensor.

Compartí esta noticia

Deja un comentario

  • OviedoPress Radio
  • OviedoPress
  • _blank
  • https://oviedopress.com/wp-content/uploads/2021/09/album_art.png
  • ALL CATEGORIES
  • https://radio.oviedopress.com:445/?type=http
  • https://radio.oviedopress.com:445/?type=http