Desde el Rotary afirman que buscan contribuir con una comunidad mejor

  • Así lo afirmó el presidente del Rotary Club de Coronel Oviedo, Oscar Segovia Baranda, sobre la problemática por la nominación de una calle.
  • La entidad social cumplió con todos los requerimientos impuestos para el efecto; “esa calle no tenía nombre, según la propia Municipalidad”, dijo.

Oscar Segovia Baranda, de pie con micrófono en mano, durante un acto del Rotary Club Ovetense. //Facebook

Oscar Segovia Baranda, de pie con micrófono en mano, durante un acto del Rotary Club Ovetense. //Facebook

El pasado 23 de setiembre, se llevó a cabo el acto protocolar de habilitación oficial de la denominación de una calle en el barrio José María Alfonso Godoy, de Coronel Oviedo, la cual pasaba a llamarse Paul Harris, en honor al fundador del Rotary Club Internacional, por pedido expreso del club rotario ovetense, que fuera aprobado por la Junta Municipal, de esta ciudad.

Este lunes 26 de setiembre, ante la Junta Municipal, en el espacio de participación ciudadana concurrieron los pobladores del barrio José María Alfonso Godoy, para denunciar su disconformidad por el cambio de la nomenclatura de la arteria ahora denominada “Paul Harris”, ya que sostienen, la calle desde hace décadas se denomina Capitán Aparicio Figari, y que el Rotary supuestamente no fue lo suficientemente sincero con los vecinos, al tiempo de tramitar el pedido.

El actual presidente del Rotary Club de Coronel Oviedo, Oscar Segovia Baranda, se expidió en torno a las acusaciones de supuestas maniobras llevadas a cabo ante los vecinos del barrio, quienes objetan la nomenclatura de la calle; “nuestra visión no es polemizar, nuestro estilo de trabajo es hermanar con la gente, servir a la gente, y lo venimos haciendo desde décadas”, comenzó esgrimiendo.

Paul Percy Harris (1868-1947), fue un abogado estadounidense, conocido por ser el fundador de Rotary International en 1905, organización de servicio voluntario, en la cual actualmente participan más de un millón de personas a nivel mundial, con presencia en unos 200 países.

Para el proceso de nomenclatura de una arteria de la ciudad, los requerimientos establecidos son claros, deben filtrarse por varias direcciones, Catastro, comisiones asesoras y el pleno de la Junta Municipal; “cuando nos acercamos a Catastro nos dijeron que la calle no tenía nombre, fue allí que iniciamos el pedido pertinente, e hicimos saber del proyecto a la comisión vecinal en cuestión”, aseguró Segovia.

El presidente del Rotary, afirma que fueron expedidas documentaciones oficiales desde la administración municipal donde señalan que la calle carece de denominación, también sostiene que han publicitado suficientemente el proyecto entre los miembros de la comisión vecinal, incluso la presidente, Evangelista Ortiz de Portillo, y otro representante firmaron el pedido enviado a la Junta Municipal.

“Estamos ante una polémica inesperada, desde un primer momento obramos con buena fe y conforme a lo que establece la ley, la mejor solución es el dialogo, ver la manera en solucionar este impasse, no queremos confrontar con nadie, es más existen varios proyectos trazados que nos gustaría ejecutar con la comunidad”, finalizó Segovia Baranda.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0