Denuncian supuesta mala praxis en Hospital Regional de Coronel Oviedo

  • Un nuevo caso de supuesta mala praxis médica, fue denunciada por la familia de una paciente operada por cuadro de apendicitis, el pasado 9 de junio, en el Hospital Regional de Coronel Oviedo.
  • Cinthia Romero Espínola, habría sido intervenida y dada de alta, días después su cuadro de salud empeoró por lo que retornó esta vez a una clínica privada, donde le detectaron una perforación intestinal.
  • Este miércoles 19 fue reingresada al hospital, donde minimizaron la situación y aseguraron que sólo es un cuadro infeccioso, sin embargo, existirían análisis clínicos que demuestran lo contrario.

Cinthia Romero Espínola, fue operada por las cirujanas Lidia Noguera y Graciela Vázquez. || OviedoPress

Hasta la redacción de nuestro periódico, llegó este miércoles una denuncia de supuesta mala praxis médica, ocurrida en el Hospital Regional de Coronel Oviedo, el pasado viernes 9 de junio, resultando supuesta víctima una mujer, intervenida quirúrgicamente, por cuadro de apendicitis, refirieron sus padres.

Cinthia Romero Espínola (25), fue operada aquel día por las cirujanas Lidia Noguera y Graciela Vázquez, sin mayores complicaciones, hasta que un par de días después le otorgaron el alta médica, retirándose a su domicilio, donde guardó reposo absoluto.

A la semana siguiente volvió a consulta médica en el Hospital Regional, donde aparentemente no recibieron la debida atención, por lo que el lunes 17 de junio, se trasladaron hasta un sanatorio privado, debido a fuertes molestias en el vientre, fiebre constante y malestar generalizado, refieren.

Ya en este centro médico, se le ordenó practicarse estudios ecográficos, los cuales fueron realizados ante el consultorio del profesional, Juan Vicente Palacios, quien habría detectado una perforación intestinal, lo que aparentemente le estaría generando pérdida interna de líquidos y material infeccioso, lo que estaría ocasionando su mal estado de salud.

Ante esto, decidieron volver al Hospital regional, donde la situación habría sido minimizada, recibiendo únicamente como respuesta y atención médica, el suministro de medicación intravenosa, a través de suero oral, y como diagnóstico un supuesto cuadro de infección viral, por parte de los profesionales de turno, informó su hermana Liz Montanía.

Así mismo, no la paciente no estaría recibiendo las debidas atenciones y cuidados médicos, es mantenida desde el lunes 17 pasado en una cama en el área de urgencias médicas, no se le ha ordenado estudios ni atenciones especializadas, sin embargo habrían sido informados de la necesidad de otra cirugía para cortarle una parte del intestino.

“Ellos -en el Hospital Regional- niegan la mala praxis o negligencia médica, se niegan a admitir que existió la perforación del intestino, que ya fue corroborada por una ecografía, pero no saben explicarnos por qué su cuadro de malestar general, es más, nos dicen que deben cortarle el intestino, por qué deberían cortarle si supuestamente no hubo perforación, están tratando de vernos la cara”, cuestionaron sus familiares.

No descartan impulsar acciones legales contra las dos profesionales intervinientes, Lidia Noguera y Graciela Vázquez, a quienes responsabilizan del deterioro de salud de la paciente como consecuencia de la supuesta mala praxis.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0