Denuncian por violencia doméstica a Suboficial de Policía

  • Liz Mabel Cantero, denunció ante la Policía y el Ministerio Público a su concubino, Lorenzo Britos Flecha, por supuesta violencia física y psicológica.
  • Lo acusa de sistemáticas agresiones desde hace dos años, exige que el Ministerio Público restrinja el acercamiento del hombre, por temor a que acabe con su vida.

Liz Mabel Cantero denunció a su concubino Lorenzo Britos Flecha, por supuesta violencia física y psicológica.

Lorenzo Britos Flecha (25), sub oficial ayudante de la Policía Nacional, quien presta servicio en la Comisaría de Tte. Morales, Carayaó, fue denunciado por su pareja Liz Mabel Cantero (23), quien asegura ser víctima de violencia domestica de manera sistemática desde hace cuatro años, habiéndose registrado un último episodio el domingo 19 de febrero último.

La denunciante, sostiene que tras el hecho fue a denunciar el suceso ante la sub comisaría 02 de barrio Azucena, afirma que no es la primera vez que el efectivo policial la agrede e incluso en anteriores ocasiones ya también lo denunció, pero que bajo promesas del hombre volvía a perdonarlo; “Sinceramente yo lo quiero, pero por las repetidas agresiones, ya siento temor por lo que pueda pasar con mi vida”, expresó visiblemente preocupada la mujer ante los medios.

La primera agresión por parte del sub oficial Britos, ocurrió en 2015, afirma la denunciante, en aquella ocasión el hombre prestaba servicio en la Comisaría 10º Central, de Mariano Roque Alonso, tras el hecho el hombre debió ser trasladado a la agrupación motorizada, en tanto, la mujer afirma que su pareja la dejó encerrada en su domicilio por espacio de 48 horas, como castigo.

“Mi pareja es celoso al extremo, yo no le doy motivos para que él tenga esa actitud, es más, incluso mi celular le entrego para que revise, me prohíbe salir a la vereda de mi casa, no quiere que me junte con las vecinas, constantemente me deja encerrada, cumplo con lo que él me exige, pero ni aun así deja de golpearme”, asegura la mujer.

La pareja del uniformado mostró ante cámaras los hematomas de los puntapiés que supuestamente le propinó su concubino en la pierna izquierda, afirma que también la ha golpeado en el área lumbar, por lo que siente dolores ventrales; “me golpea habitualmente en el oído, o en la cabeza, para asegurarse de no dejarme rastros, pero cuento con certificado médico del Hospital Regional, luego de la última agresión”, amplió.

En otro momento la supuesta víctima enfatizó en que tras las denuncias hechas por el uniformado, volvió a recibir mensajes amenazantes en su teléfono celular, asegura que gracias a los contactos que mantiene con sus camaradas, el hombre fue llegando incluso hasta la comisaría de barrio Azucena y la propia Jefatura, donde buscó nuevamente amedrentarla.

En sede de Fiscalía, aguardaba ser atendida por la agente fiscal que lleva la causa, abogada Viviana Duarte Bojanovich; “Aguardo que la Fiscalía logre una orden de alejamiento contra mi pareja, aunque igual me va a volver a molestar, eso ya me lo hizo saber, incluso me mensajea, me dice que soy una p*** y que si o si me va a matar”, refiere temerosa la mujer.

Liz pide que se haga justicia antes de que algo más le suceda; “Acaso están esperando recoger primero mi cuerpo, luego de que me mate, él no tiene miedo de nadie, me dice que tiene comprado a los jueces y fiscales”, sentenció finalmente.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0