Brasil narra el drama ambiental paraguayo: emergencia hidrológica, ríos secos y récords de temperatura

  • La ‘The Intercept Brasil’, agencia de noticias premiada con origen en Estados Unidos, abordó el colapso ambiental que ocurre en Sudamérica.
  • En un vídeo de casi 5 minutos, comentó los impactos negativos en cuatro países del continente y enfatizó la crisis actual en Paraguay.
  • El periódico negó la culpa exclusiva de un país y citó el «negacionismo flagrante» de las autoridades sobre las causas.

Foto: Reproducción

Por Paulinho Alfaro.

El Río Paraguay está amenazado de vivir con su mayor sequía de la historia, a partir de las proyecciones pesimistas del servicio meteorológico paraguayo, que no apuntan lluvias masivas hasta finales de este año.

En el último mes (9), el río con el octavo curso de agua más grande del continente y responsable de bañar a Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay alcanzó sus niveles más precarios en los últimos 50 años: “Paraguay ha decretado una emergencia hidrológica y ya está trabajando con contingencia para intentar asegurar que no haya escasez de agua. Varios kilómetros de la ribera del río también se ven afectados directamente por los incendios. Esto amenaza el bioma local y la vida de los pescadores, además de traer cenizas al cauce del río, que ya sufre de suciedad ”, informó el periodista Lucas Berti, quien aborda el tema.

Para ejemplificar el pavoroso escenario, recordó la operación de limpieza que realizó la ciudad de Asunción, en la que se retiraron más de 1.700 toneladas de arroyos de la capital: “Los residuos generan enormes costos, que podrían ser destinados a Salud, por ejemplo”, señaló.

Aún sobre Paraguay, país en el que el vídeo dedicó una parte considerable de su duración, el contenido citó los registros históricos de calor que sucedieron en Asunción -desde que la Dirección Meteorológica inició su labor-, cuando los termómetros marcaron temperaturas por encima de los 40 grados en la mayoría de los días a finales de septiembre, incluido su récord de 42,2°C, el 26 de septiembre.

El mismo día que las ciudades de Villarrica y San Estanislao también superaron su marca negativa, con 40,5°C y 40,8 °C, respectivamente. Además, el meteorólogo Etienne Kapikian, del Servicio Meteorológico Francés, ya había revelado el récord histórico de 45,5°C, que sucedió en Pozo Hondo, en Boquerón, en el que superó los 45,5°C, de Pratts, en 2009.

La consecuencia de este calor, que se arrastra por varias partes del continente, son los incendios. Lucas Berti registra que Brasil es «el mayor responsable de los incendios«, en los que hay grandes focos en el Amazonas y el Pantanal. El humo brasileño ha recorrido 4.000 kilómetros y ha llegado a países vecinos, según el portal G1.

La contaminación se agrava aún más en tiempos de pandemia, dado que la enfermedad pulmonar es el principal problema del coronavirus:Países como Paraguay y Bolivia también viven con sus propios incendios. Debido a la baja calidad del aire, el gobierno paraguayo anunció un sistema de monitoreo para tratar de reducir el agravamiento de las enfermedades respiratorias”, recordó.

 

La declaración de emergencia ambiental de Mario Abdo Benítez en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón sucedió después de un mes de incendios extensos, con registros reportados por la ‘ABC’ de más de 12.000 incendios: “Se estima que el área verde de los bosques destruidos por el fuego equivalen al doble del municipio de São Paulo ”, calculó.

El periodista aclaró que el descuido continental es una culpa colectiva de las autoridades, así como el “negacionismo flagrante” de los problemas reales del caos. Citó el discurso de Jair Bolsonaro en la conferencia de la ONU, en el que justificó que Brasil sufrió una “campaña de desinformación”, y que el aumento de la deforestación en la Amazonía incluso tuvo una participación significativa de indígenas y quilombolas.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0