Argentina y Paraguay llegaron a un acuerdo para seguir con adecuación de la línea 500 kV

  • Tras los reclamos del lado paraguayo de Yacyretá, los argentinos accedieron a que continúen los trabajos de adecuación de la línea de 500 kV.
  • No hubo renunciamientos, afirmó Duarte Frutos.

Paraguay y Argentina acordaron continuar con los trabajos de conexión de la Línea Paraguaya 500 kV || @NicanorDF

Luego de varios días de tensión, que tuvo su punto álgido el lunes con la protesta de aproximadamente 200 trabajadores paraguayos, el Comité Ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) suscribió la resolución para garantizar la continuidad de los trabajos de conexión de la línea paraguaya 2 (LP2) de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), lo que permitirá el óptimo funcionamiento de la nueva línea de 500 kilovoltios (kV) de la ANDE, según informa el medio digital ultimahora.com

Nota relacionada: EBY: hoy firman acuerdo para continuar con las obras de conexión de la línea 500 kv

Nicanor Duarte Frutos, director paraguayo de la hidroeléctrica, y Martín Goerling, director argentino, rubricaron el documento, tras el visto bueno al que llegaron los técnicos en la víspera. La reunión se había iniciado de emergencia hace dos días, dado que la tensión entre los trabajadores de una y otra margen casi llegó a episodios de violencia.

En ese sentido, Duarte Frutos lamentó que se haya llegado a ese ambiente áspero, pero recalcó que primó el buen entendimiento entre los países para llegar a un arreglo. Remarcó que se estaba defendiendo la soberanía nacional y que Paraguay no va a renunciar a su derecho soberano de adaptar la línea para que la ANDE lleve el 50% de la energía que le corresponde en la central.

El conflicto se originó cuando trabajadores de la Compañía Administradora de Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa), con venia de las autoridades de la EBY, impidieron que los funcionarios paraguayos, y el supervisor japonés Mazacasu Mori, de Mitsubishi Corporation, realicen las actividades de adecuación de la barra en 500 kV. El argumento del país vecino era que esta obra ponía en riesgo su sistema eléctrico, dado que la línea argentina 3 (LA3) salió de servicio, mientras que las LA1 y LA2 quedaron vulnerables.

SIN CONCESIONES. Leopoldo Melo, jefe técnico de Yacyretá, aseguró que el acuerdo no implica ninguna concesión a favor de Argentina, y tampoco hubo condicionamientos. Destacó que el pedido que hicieron los técnicos del país vecino es que se minimicen los riesgos, lo que implicará tener más cuidados a la hora de hacer las maniobras operativas.

“Es un entendimiento técnico para poder hacer las operaciones y continuar con la adecuación de barras. Los argentinos aceptaron, pero se elaboró una propuesta técnica, que tiene como fin minimizar los riesgos para dañar al sistema argentino u otras cosas. Se tiene que desenergizar una barra principal de la central y para hacer eso tenés que hacer una serie de maniobras, como conectar y desconectar una línea argentina, un interruptor. Pero eso se iba a tocar sin poner en riesgo su suministro”, destacó.

Es importante mencionar que Argentina primero había solicitado a Paraguay la postergación de los trabajos y luego solicitó que los trabajadores de Mitsubishi se concentren en reparar su LA3, procedimiento que iba a llevar un año. Ambos requerimientos fueron rechazados por el lado paraguayo de la EBY, pues iba a significar un retraso importante en el cronograma. Al respecto, Melo aclaró que los argentinos no pidieron la refacción de su LA3, a cambio de permitir que sigan los trabajos.

El ingeniero ratificó que la adecuación de la LP2 va a finalizar en diciembre de este año, como estaba planificado y desde ese momento la ANDE ya podrá llevar el 100% de lo que le corresponde en la EBY.

Goerling indica que nunca se opusieron a los trabajos
El director argentino, Martín Goerling, expresó que su país nunca se opuso a que Paraguay continúe con los trabajos de adecuación de la línea de 500 kV. Precisó que justamente esos trabajos fueron aprobados y respaldados por los técnicos argentinos, ya que contaba con la aprobación de su margen.

“Quiero dejar en claro que la República Argentina nunca se opuso a este trabajo, simplemente queríamos, desde un principio, tener la seguridad técnica de mitigar todo posible riesgo. Argentina es un país que apoya al Paraguay. Este trabajo y el contrato fueron aprobados en nuestra gestión. Simplemente queremos tener la certeza de que no haya más inconvenientes en la central”, exclamó.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0