Alder Mendoza dilata inicio de juicio oral por homicidio culposo

  • De dilatoria y chicanera, calificó la representación legal y familiares de Liz Romina Zárate, el recurso planteado por Mendoza, quién debía ir a juicio oral, el pasado viernes 4 de octubre, en Coronel Oviedo.
  • El caso fue reenviado para un segundo juicio oral por la muerte de la joven en 2007, por supuesta negligencia médica, no tuvo apertura el controvertido debido a incidentes planteados por el acusado.
  • Mendoza presentó incidente de recusación contra miembros del tribunal de sentencia, que no prosperó, ante ello, planteó apelación, recusando a los miembros de la Cámara, dejando todo en suspenso.

Alder Mendoza, propietario de la clínica UME, donde falleció Liz Romina Zárate Licitra. || Archivo – OviedoPress

Alder Augusto Mendoza González, médico, propietario de la clínica privada Unidad Médica de Emergencias (UME), debió ir el viernes 4 de octubre pasado, de vuelta a juicio oral y público, en relación a la acusación de supuesto homicidio culposo, como consecuencia de una supuesta negligencia médica, en el que habría incurrido en marzo de 2007, del que resultara víctima su paciente, Liz Romina Zárate Licitra (17).

Nota relacionada: Alder Mendoza irá de vuelta a juicio oral el 4 de octubre

La causa, del cual fue absuelto de culpa y pena en diciembre de 2017, fue reenviada para un nuevo juicio oral y público, que ante la inminencia de la llegada del mismo, el acusado, planteó incidente de recusación con apelación en subsidio, contra los miembros, titulares y suplentes, del tribunal de sentencias, designado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para el juzgamiento.

A través de un escrito, firmado por el abogado, Víctor Nolazco Giménez, defensor de Alder Mendoza, planteó recusación contra los miembros del tribunal de sentencia, integrado por los jueces de Paz; Noelia Viana Coronel, como presidente, Antonio Ruíz y Cristi E. Rojas, miembros titulares, y los suplentes, Natalicio Zárate Maldonado y Liza Zubeldía.

La argumentación de la recusación por parte de Mendoza, se encuentra sustanciado en el Art. 50, incisos 10 y 13 del Código Procesal Penal, que habla acerca de la competencia de los jueces designados, que en este caso, al ser magistrados de Paz, no se hallan facultados de entender en el presente juicio oral, debido a que no tendrían la intervención requerida, para una causa penal, tan compleja, según escrito firmado por Alder Mendoza.

Otra de las argumentaciones esgrimidas por Mendoza, bajo patrocinio del abogado Nolazco Giménez, se respalda en el Art. 2 del Código Procesal Penal y el Art. 17 de la Constitución Nacional, que establece que ningún ciudadano será juzgado por tribunales especiales, que en este caso, de acuerdo al modo interpretativo del acusado, sería un tribunal designado para un caso específico, sin que estén supuestamente facultados para ello, los integrantes del tribunal de sentencia.

Lea también: Solicitan prisión de Alder Mendoza en juicio por homicidio culposo

Así mismo, la recusación planteada, subsidiariamente solicita que, ante el rechazo del incidente -el cual se dio de manera efectiva, es decir, quedando firme el tribunal de sentencia-, se imprima el recurso de apelación y sea elevado el recurso ante la Cámara de Apelaciones, situación que actualmente se halla en curso, aguadándose por las partes que, se resuelva y asigne nueva fecha para el controvertido, o por el contrario, conceder el pedido de Mendoza y lograr el cierre de la causa, que lleva 12 años sin ser resuelto.

En comunicación con Gladys Licitra de Zárate, madre de Liz Romina (+), ésta señaló; “Los incidentes y recursos planteados por Alder Mendoza, que durante 10 años fueron 116 en total, impidieron que se someta a la justicia, ahora plantea de vuelta otros incidentes, si realmente nada debe, por qué no se somete a la justicia”, reflexionó

Comentarios

Comentarios del sistema: 0